•  |
  •  |
  • END

“Edgard, en este momento leo lo del fallecimiento de Deyanira y no salgo de mi asombro… siento un profundo pesar y me aferro a no creer que esta mujer a quien conocimos en el ejercicio de su trabajo haya dejado este mundo...”

“Digo, ¿qué pasó?, tratando de encontrar respuestas ilusas... y yo misma me contesto buscando resignación. Elevo mi oración por su eterno descanso. Deyanira deja una profunda huella del trabajo digno, abnegado y respetuoso que ejerció en su trayecto de vida”.

Así reaccionó la ex presidenta de la Unión de Periodistas de Nicaragua (UPN), Elsa Gómez, al leer en EL NUEVO DIARIO la triste noticia sobre la desaparición física de quien fuera la Directora de Protocolo de la Asamblea Nacional, Deyanira López Amador, quién laboró por más de 25 años en el Poder Legislativo.

Se llevó a la tumba una gran cantidad de anécdotas

Años antes de que este redactor cesara en la cobertura del Legislativo --en 2007--, conversando con Deyanira en su oficina (la Dirección de Protocolo que está siendo remodelada), a la “Deya” (como le decían cariñosamente sus compañeras de trabajo, especialmente las oficiales de Protocolo), se le ocurrió plantearme la posibilidad de publicar una serie de anécdotas sobre muchos diputados de 1990 en adelante.

Como ninguno de los dos sabíamos que ella iba a dejar el mundo de los mortales el 17 de diciembre del 2010, al menos en dos ocasiones hablamos sobre el tema, pero nunca establecimos fechas para comenzar a trabajar en escribir esas anécdotas de las que ella fue testigo.

Después que nos tocó entrevistar a la doctora Miriam Argüello en su oficina, el 8 de octubre de 2008, para la sección de El Personaje de END, pasamos visitando a Deyanira en su oficina, y de paso le hicimos una fotografía, la cual reproducimos en esta edición.

Todavía Deyanira conservaba su alegre estado de ánimo, sin conocer del cáncer terminal que acababa con su vida. Fue una mujer alegre, servicial, y que mantuvo una muy buena relación los periodistas.

En 2002 la despidieron de la AN
Durante la Administración del doctor Arnoldo Alemán en la Presidencia del Legislativo, a Deyanira la despidieron, pero por presiones de la bancada sandinista fue restituida, no en su cargo en la subdirección de Protocolo, sino que la mandaron a la recepción, donde hizo su trabajo con dignidad.

Para esa ocasión nos tocó redactar la siguiente crónica: “La subdirectora de Protocolo de la Asamblea Nacional, Deyanira López Amador, y la responsable de la oficina de control del gasto público, Mayling Obregón, fueron ayer despedidas de sus cargos por órdenes superiores, lo que a juicio de la secretaria del sindicato Germán Pomares, Lisseth Mora, fue ordenado por Arnoldo Alemán”.

“Después que nos hicieron una fiesta a todo dar este 29 de mayo y una sesión solemne donde se comprometieron a respetar nuestros derechos, un día después cambiaron su comportamiento para iniciar una ola de despidos en la Asamblea”, dijo la dirigente sindical.