•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • END

La arenga tica sigue escalando y ayer el conflicto fronterizo volvió a la Organización de Naciones Unidas, ONU, donde Costa Rica culpó a Nicaragua de que la acción que realiza en una lengua de tierra en el San Juan, marca un retroceso para Centroamérica.

“Por una acción incomprensible, injustificada e inaceptable del Gobierno de Nicaragua, nuestra región ha dado un funesto paso hacia atrás en sus esfuerzos por superar el triste pasado y abrazar un mejor futuro. La principal víctima de esta conducta es Costa Rica, pero sus efectos trascienden hacia toda la región, y más allá de ella”, expuso en un discurso el embajador tico ante la ONU.

El motivo de la denuncia de Costa Rica fue en el marco de la 65 Asamblea General de la ONU, que dedicó un breve espacio para Centroamérica, y el tema central era sobre los avances de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Costa Rica aprovecha cualquier foro para plantear quejarse sobre lo que llama invasión a isla Calero. Así lo ha denunciado en la OEA, en la cumbre iberoamericana, del SICA, en la de medio ambiente de Cancún, en la Corte Internacional de Justicia, en la convención de humedales Ramsar, en la ONU ya el canciller se había reunido con embajadores de países miembros del Consejo de Seguridad.

Según el embajador tico, si el conflicto fronterizo “no ha derivado en enfrentamientos armados, es porque Costa Rica carece de Ejército. Nuestra defensa no son las armas, sino el derecho; las razones, no las balas”.

Acto seguido mencionó que en 113 años sin disputar el trazado fronterizo, Nicaragua dijo que el territorio disputado no es tico, y que todo se reduce a una discusión de límites, cuando su país asegura es una ocupación militar.

“Queremos sentarnos a discutir con el Gobierno de Nicaragua el conflicto creado por su agresión, frente a testigos calificados, siempre y cuando se despeje la zona de presencia militar, tal como ha acordado, en dos ocasiones, la Organización de Estados Americanos”, insistió el embajador.