•  |
  •  |
  • END

Aunque el pasado 11 de diciembre se calificó de exitosa la Cumbre del Cambio Climático realizada en Cancún, México, en la que participaron más de 196 países, miembros ambientalistas del Centro Humboldt presentaron un dossier donde analizan diferentes aspectos que dejaron “un mal sabor” en dicha conferencia.

Víctor Campos, Subdirector del Centro Humboldt, quien además estuvo presente en la conferencia en Cancún, asegura que no se logró avanzar en los objetivos concretos, ni establecer por parte de los países que tienen mayor responsabilidad en las emisiones de dióxido de carbono, un compromiso que permitiera reducciones efectivas de acuerdo con el criterio científico determinado por el panel intergubernamental establecido.

“Hay una falta de voluntad de asumir las responsabilidades para reducir estas emisiones responsables del calentamiento global. Han pedido que economías emergentes que también son altas emisoras, asuman compromiso vinculante para reducir estas contaminaciones, ahí es donde se ha trabado la negociación, básicamente lo que se ha aprobó es seguir negociando”, expresó Campos

Recuperan confianza
Asimismo, agregó que hubo pocos avances en ciertos aspectos de la negociación, como las promesas de recursos financieros, pero que son los mismos que se hicieron en Copenhague.

De igual forma, consideró que el principal resultado de Cancún fue haber restablecido la confianza perdida en la reunión de Copenhague, ya que el marco multilateral de Naciones Unidas no brindaba la seguridad suficiente para poder avanzar en esta negociación tan importante para la humanidad y para el planeta.

Campos aseguró que los países desarrollados e industrializados como Estados Unidos y Canadá, Japón y Rusia, son los que emiten más gases tóxicos, pero que el único instrumento que establece obligaciones vinculantes es el Protocolo de Kyoto, sin embargo, Japón, Rusia y Canadá no quieren que haya un segundo período de compromisos, ya que éste se vence en 2012.

2011, año de negociaciones

“Se espera un año intenso de negociaciones durante este 2011, cuando probablemente en la próxima conferencia a realizarse en Durban, Sudáfrica, la cop17, se pueda esperar ahí un compromiso legalmente vinculante que garantice la especie humana y la sobrevivencia”, apuntó.