•  |
  •  |
  • END

La magistrada Alba Luz Ramos, Presidenta de la Corte Suprema de Justicia, expresó ayer que ya se está solicitando información al Tribunal de Granada sobre las narcoliberaciones, para hacer un informe que será estudiado en enero próximo al regresar de las vacaciones de fin de año, y no descartó la destitución como medida disciplinaria.

Ramos también consideró que aunque no se ha tomado decisión sobre el asunto en Corte Plena, es necesario aplicar medidas disciplinarias a las magistradas Ligia Rivas y Julia Selva, y al magistrado Alejandro Estrada, que conforman la Sala Penal del Tribunal de Granada, y que sobreseyeron al menos a 10 procesados por narcotráfico y crimen organizado en dos sentencias consecutivas a comienzos de este mes, repitiendo ese “procedimiento” navideño” que se ha venido estilando.

“A mi modo de ver, se debe aplicar un proceso disciplinario, porque es una infracción muy grave resolver contra norma expresa constitucional o legal, y en este (caso) hay evidencias muy claras que no pueden ocultarse. Además, ya hay antecedentes de funcionarios que se han ido por ese proceso disciplinario”, expresó la magistrada.

Según la Ley de Carrera Judicial, las sanciones disciplinarias cuando se cometen infracciones muy graves contemplan la suspensión de tres a seis meses o la destitución del cargo.

Aún siguen en prisión

La doctora Ramos también informó que la magistrada Yadira Centeno está encargada de elaborar el informe, y que los favorecidos con las sentencias: Wiliam Argueta Pérez, Armando Urbina Cerros, Erick Urbina Aráuz, Pedro José Meléndez Chavarría, Alberto Núñez Sevilla, Carlos Mauricio Gutiérrez Benavides, Félix Dávila, Everth Enrique Coronado y Bayardo Áreas Díaz, todos procesados por tráfico interno de estupefacientes en perjuicio del Estado de Nicaragua, en mayo de 2009; más Carlos Enrique Siézar, identificado como el jefe de los ‘tumbadores’, aún siguen en prisión.

“La gente (procesados) no ha salido porque hay un mandato de ser bien cuidadosos a la hora de ejecutar estas sentencias en el Sistema Penitenciario. Son casos delicados en los que el Gobierno, las instituciones involucradas, invierten mucho tiempo y dinero para que se borren sin más”, recalcó la magistrada.

No les importó WikyLeaks

Según la funcionaria judicial, al Tribunal de Granada no le importó que ellos (magistrados de la Corte) estuvieran hablando hasta la saciedad sobre el tema en los últimos días, a propósitos de las publicaciones en WikiLeaks, y actuaron así (absolviendo a narcos) de forma tan descabellada.

“La droga estaba ahí, el dinero y todos los involucrados en la transacción, y encima vienen y regañan a la juez y usan términos como ‘indicios deshilachados’, ¿de dónde sacan eso?, todo para justificarse”, expresó Ramos.

END llamó a la ministra de Gobernación, Ana Isabel Morales, para que diera una versión oficial sobre la permanencia o no de los absueltos en el Sistema Penitenciario de Granada, pero después de escuchar la identificación del medio cortó la llamada.

Avanzan casaciones

Mientras tanto, la Fiscalía y la Procuraduría General de la República avanzan con sus escritos de casación contra las resoluciones del Tribunal de Granada. Según la magistrada Ramos, desconocen hasta el momento si existen otros casos de absoluciones en otros departamentos, pero se está investigando.