•   CARACAS / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

El oficialista Parlamento venezolano continuó hoy la aprobación a marcha forzada de un conjunto de leyes, rechazadas por la oposición, que denunció que está en marcha un "golpe de Estado" promovido por el presidente Hugo Chávez para supuestamente instaurar el comunismo.

Analistas locales señalaron, por su parte, que el paquete legislativo promovido por el oficialismo implicaría una mayor concentración de poder político para el Ejecutivo, cuando faltan dos años para las elecciones presidenciales en las que Chávez se presentará a una nueva reelección.

En las últimas dos semanas, la amplia mayoría oficialista en la Asamblea Nacional (AN) ha aprobado cerca de una veintena de leyes orgánicas, además de una llamada Ley Habilitante, que otorgó poderes especiales a Chávez para que legisle por decreto durante 18 meses. Ello ocurre a menos de un mes de que asuma un nuevo Parlamento, elegido en septiembre pasado, en el cual el oficialismo mantendrá la mayoría de diputados, pero no los dos tercios requeridos para aprobar leyes orgánicas y poderes especiales para el Ejecutivo.

Denuncian "estatización de la banca"

Hoy ha sido aprobada una reforma a Ley de Bancos, que declara a esas instituciones como un servicio público, lo que la oposición rechazó, denunciando que se trataría de un "paso previo para la estatización de la banca".

Entre las leyes aprobadas recientemente están varias que han sido calificadas por el propio Gobierno como indispensables para la consolidación del Estado comunal, que sirve de base al llamado ‘Socialismo del Siglo XXI’, que preconiza Chávez, así como reformas legales que definieron un marco de regulación de internet y ampliaron los controles sobre los medios radioeléctricos.

Se espera que en las próximas horas sea aprobada una nueva Ley de Universidades, que el oficialismo defiende como "democratizadora" de la educación superior, pero la oposición política y rectores rechazan por considerar que elimina la autonomía universitaria.

“Un Golpe de Estado” dice oposición

Los diputados opositores electos adscritos a la alianza de partidos Mesa de la Unidad Democrática (MUD), emitieron hoy un comunicado en el que denunciaron que con la aprobación compulsiva de leyes "inconsultas e inconstitucionales" está en marcha "un golpe de Estado". "Condenamos enérgicamente el golpe de Estado que se encuentra en pleno desarrollo por parte del régimen, y que procura implantar, a través del Estado totalitario y militarista, un régimen comunista en Venezuela", indicó el documento de la Mesa.

A juicio de la MUD, mediante el uso de "formas constitucionales" se "viola la Constitución", ya que las normas sancionadas "desconocen a las nuevas autoridades electas del Parlamento" que asumirán el próximo 5 de enero, así como la autonomía universitaria y la propiedad privada, entre otros aspectos de la vida democrática. La Mesa hizo un "llamado al pueblo venezolano a unirse y a activarse pacífica, pero enérgicamente", para juntos "rechazar el golpe de Estado desde el Estado que está en curso".

Para el analista Carlos Romero, las leyes recientemente aprobadas implican una mayor concentración de poder para el Ejecutivo, y representan un "desconocimiento de facto" de la mitad del país que votó en el 26 de septiembre pasado a favor de una representación opositora en el Parlamento. "Los venezolanos estamos mudos ante este tipo de legislación que no es nada participativo, aquí lo que hay es puro madrugonazo parlamentario", declaró Romero.

El juego parlamentario, "que es una de las bases de la democracia", está siendo "pisoteado" por la Asamblea actual y por el Poder Ejecutivo, opinó el analista y politólogo. Por su parte, el diputado oficialista Calixto Ortega declaró a Efe que las leyes sancionadas "no tienen nada que ver" con una agenda "comunista", como denunció la oposición. Ortega aseveró que la aprobación a toda carrera del paquete legislativo lo que busca es que los "temas pendientes" queden "resueltos" y no se sumen así la agenda de la próxima Asamblea en la que, resaltó, el oficialismo controlará 99 de los 165 escaños.