•   San José, COSTA RICA  |
  •  |
  •  |
  • END

Las acusaciones de violación de territorios entre Nicaragua y Costa Rica continúan, dado que ayer este país denunció que embarcaciones pesqueras habrían sido perseguidas en una zona marítima costarricense, en la zona del Mar Caribe, en tanto en Managua, la Cancillería, mediante una Nota Pública, reafirmó que, efectivamente, el país del sur realizó dos violaciones al territorio nacional. Asimismo, resiente la forma en que el gobierno de Chinchilla respondió a la comunicación diplomática.

El vicecanciller Carlos Roverssi, en declaraciones a Radio Reloj, indicó que entre cinco y seis embarcaciones pesqueras con banderas de su país, denunciaron que estaban pescando en aguas territoriales costarricenses y fueron perseguidos por la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua.

“Penetraron las Fuerzas Navales nicaragüenses a territorio costarricense persiguiéndolas (naves pesqueras)”, dijo.

Más tarde, el ministro de Seguridad de Costa Rica, José María Tijerino, anunció la creación de la Policía de Fronteras.

Vuelven con lo de la incursión

Roverssi aseguró que incluso la Naval de Nicaragua habría incursionado nuevamente a territorio de su país, ayer jueves, y los pescadores están poniendo las denuncias respectivas ante las autoridades de Barra de Colorado, en el Caribe.

Según dijo, los supuestos afectados están “dando las coordenadas, y que al parecer, incluso, hay un barco de la Fuerza Naval nicaragüense en estos momento en territorio costarricense”.

Añadió que demostrarán las supuestas persecuciones nicaragüenses “con las coordenadas que tenemos, con las denuncias formales que ya están presentando, y, por supuesto, primero reiterarle a Nicaragua que prevenga ese tipo de acciones, no trate de distorsionar información como lo está haciendo”.

“Es otra provocación”

La Nota Pública de Nicaragua enfatiza que las provocaciones desde Costa Rica “tuvieron lugar, la primera, a las 10:30 de la mañana al incursionar dos medios navales de bandera costarricense en aguas territoriales de Nicaragua, a dos millas náuticas al Noreste de Punta Castilla, en el sector de San Juan de Nicaragua. Las dos naves marítimas se retiraron al momento en que dos medios de superficie de la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua iniciaron maniobras de intercepción”.

Agregan que la segunda incursión tuvo lugar a las 2:30 de la tarde cuando una aeronave tipo Cessna, procedente del sector de Río Colorado, en Costa Rica, violó el espacio aéreo nicaragüense al sobrevolar sobre el puesto fronterizo El Delta, ubicado en el Río San Juan de Nicaragua.

“Nicaragua rechaza la respuesta dada por el Gobierno de Costa Rica a esa nota, pues constituye una provocación adicional, ya que pretende justificar los atropellos al territorio de Nicaragua, alegando una presunta ocupación militar de nuestro país, al territorio costarricense”, dice la nota.

“Las referencias de Costa Rica a un asunto que se encuentra actualmente sometido por ella misma al conocimiento de la Corte Internacional de Justicia, pone en entredicho el interés real de Costa Rica de que este asunto sea resuelto por vías de la jurisdicción internacional”, sostiene.

Finalmente, expresa, llama la atención al Gobierno de Nicaragua que Costa Rica invoque presuntos derechos con base al artículo IV del Tratado Jerez-Cañas para justificar la incursión en las aguas territoriales de Nicaragua. Nicaragua rechaza enfáticamente que los presuntos derechos que alude tener Costa Rica en la “Bahía de San Juan del Norte” a la que hace referencia el Tratado, le otorguen derecho alguno para violar el territorio nicaragüense. Nicaragua hace reserva general a todos sus derechos en todo lo relacionado a estas referencias de Costa Rica en su comunicado público.

Policía de Fronteras

El ministro de Seguridad de Costa Rica, José María Tijerino, anunció ayer que su país ya tiene en operación una Policía de Fronteras, cuyo objetivo fundamental es "la defensa territorial" en la zona limítrofe con Nicaragua.

Tijerino explicó en una rueda de prensa que el primer paso fue desplazar a los oficiales que conformaban la Unidad de Montaña, para que fueran la base de la nueva Policía de Fronteras.

Además, otro grupo está siendo entrenado en las funciones específicas de este cuerpo, que son la "defensa de la soberanía territorial".

El ministro se negó a detallar cuántas personas integran este cuerpo, y se limitó a asegurar que son "los suficientes para cumplir los objetivos y tener un efecto disuasorio" de nuevas violaciones al territorio por parte de Nicaragua.

Tijerino resaltó que a pesar de las afirmaciones de algunos sectores de la prensa o el Gobierno de Nicaragua, "Costa Rica no tiene Fuerzas Armadas, pero no por eso renunciamos a la defensa de la integridad de nuestro territorio".

Según el titular de Seguridad de Costa Rica, mantienen un estricto control sobre la situación en la frontera, en el sector donde el Ejército de Nicaragua se mantiene resguardando las labores de dragado del fronterizo río San Juan.

Mil efectivos más el próximo año

Tijerino dijo que ayer recibieron denuncias por parte de pescadores de la zona por supuestos "hostigamientos" por parte de lanchas nicaragüenses en la laguna Taura, en la Isla Calero, cerca de la laguna Los Portillos, en la zona en disputa, que serán investigados.

No obstante, subrayó que la Policía tiene órdenes estrictas de "evitar cualquier incidente, y no caer en provocaciones" para que la situación en la frontera se mantenga en calma”.

El ministro señaló en su informe de labores anual, que para el próximo año esperan reforzar la Policía de Fronteras y contar con al menos 1,000 nuevos oficiales en la policía civil regular.

Además, esperan que el Congreso apruebe una reforma fiscal impulsada por el Gobierno, que les daría recursos adicionales anuales por el orden de 250 millones de dólares.

Según Tijerino, esos recursos son indispensables para garantizar la seguridad interna del país y para avanzar en la lucha contra el narcotráfico, pues Costa Rica se ha convertido en un "centro de distribución" de los cárteles mexicanos.