•  |
  •  |
  • END

El ausentismo de 510 trabajadores diarios en el Poder Judicial, los permisos con goce de salario y la desnivelación entre el número de trabajadores administrativos y judiciales, son algunas prácticas que serán eliminadas durante 2011 en la Corte Suprema de Justicia, para enfrentar el déficit presupuestario que enfrentará este poder del Estado el próximo año, y mejorar los servicios prestados.

Estas medidas más las aplicadas durante este año, como el recorte de horas laborales, suspensión de pago de vacaciones y eliminación de reparaciones de vehículos al personal, fueron aprobadas y ratificadas en la última Corte Plena del año, realizada la semana pasada, en el Poder Judicial.

La doctora Alba Luz Ramos, Presidenta de la Corte, expresó que las medidas se tomaron a partir de un diagnóstico que concluyó el año pasado, en materia de Recursos Humanos, el cual arrojó que la composición actual del Poder Judicial está distorsionada, porque hay más personal administrativo que personal judicial.

De los 5 mil 100 trabajadores que existen, apenas mil 700 son funcionarios judiciales, incluyendo jueces, magistrado, defensores públicos, secretarios, médicos forenses y registradores públicos de la propiedad. Los 3 mil 400 restantes son administrativos.

“La función está desvirtuada totalmente. Este aumento desmedido y desnaturalizado ha sido en los últimos cinco años, porque en todo caso debíamos aumentar el número de trabajadores judiciales y no administrativos”, dijo Ramos.

Este problema se solucionará con la implementación del Plan de Reingeniería de Personal, aclaró la magistrada, mediante el cual se hará la reclasificación de puestos y cargos, que permitirá que los trabajadores del área administrativa sean reubicados de acuerdo con su perfil, ya que muchos han estudiado derecho como carrera.

Con la reclasificación de cargos también se verán las denuncias de los sindicatos, que es la contratación de personal por amiguismo, aunque no cumplan con sus funciones, ya que si el personal no llena el perfil del cargo que ocupa tendrá que ser removido. Además, se establecerá un concurso para ingresar al área administrativa.

Megasubsidios

Otro resultado del estudio fue el ausentismo de trabajadores, que a diario es del 10%, es decir, 510 trabajadores menos por diferentes razones --subsidios, permisos con goce de salario, entre otras--, lo cual será eliminados para evitar la falta de personal.

“A los encargados de áreas ya se les orientó que deben estar pendientes de esos subsidios continuos, y darles seguimiento, porque hay casos donde la persona pasa de subsidio todo el año y hasta el décimo mes se incorpora para que no lo declaren jubilado por invalidez”, dijo Ramos.

Para cumplir con las nuevas disposiciones, la Corte se ha reunido con dirigentes sindicales, porque asegura que a la hora de aplicar medidas disciplinarias a los empleados que incurren en faltas, los sindicatos actúan de forma muy paternalista.

“Hay mucho paternalismo de parte de los sindicatos. Una cosa es que defiendan los derechos de los trabajadores, y otra cosa es que sean encubridores. Ellos tienen un convenio colectivo muy bueno, con muchos beneficios, pero tienen que dar una respuesta como contrapartida”, recalcó Ramos.

Sobre las denuncias de nepotismo dentro del Poder Judicial, la magistrada respondió que: “Para mí nada importaría el vínculo si, en verdad, tienen las capacidades y llenan el perfil; lo terrible es que no lo llenen, y que porque consideran que es familiar de alguien no venga a trabajar y sólo marque tarjeta de venida y salida, y eso se regulará con la reingeniería”.

¿Y el tráfico de influencias?

Para la magistrada Ramos, el tráfico de influencias es un peligro que subyace, independientemente del parentesco o vínculo que pueda haber entre trabajadores. “Puede ser que se fortalezca con el vínculo, no te lo voy a negar, pero el tráfico de influencia se da cuando hay voluntad de no ser imparcial, no importa quién sea la persona, es una voluntad personal”.

El Plan de Reingeniería de Personal se ejecutará en un plazo de tres años.

Faltan 74 millones

Respecto al déficit presupuestario que enfrentará la Corte en 2011, el secretario general administrativo, Berman Martínez, presentó a la Corte Plena una serie de medidas de emergencia que se ejecutan desde septiembre hasta el 31 de diciembre de este año, que les está permitiendo disminuir el déficit presupuestario, de 120 millones a 74 millones de córdobas, que arrastrará el Poder Judicial a 2011, según nota de prensa.

Entre las principales acciones ejecutadas para disminuir el déficit, el administrador incluyó un préstamo bancario de 21 millones de córdobas a una entidad financiera nacional, que se sumarán a 20 millones de córdobas destinados para bienes de capital y proyectos que se ejecutarán autorizados por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público. A esta cuenta también se sumarán 11 millones 500 mil córdobas que provienen de las cuentas del Registro Público.

Martínez detalló que el presupuesto para 2011 es de 1,343 millones 482 mil 82 córdobas, y aunque hay un incremento del 11.5% en comparación con 2010, existe un déficit de 74 millones de córdobas.

La magistrada Ramos consideró que esos 74 millones podían disminuirlos si eliminaban una serie de gastos, entre éstos, los préstamos a trabajadores que ya están dentro del presupuesto, pero que no han sido ejecutados.

“No somos una entidad financiera, somos un poder del Estado, y, por tanto, no debemos hacer préstamos”, recalcó la doctora Ramos.

Entre los rubros que serán eliminados del presupuesto, según el acuerdo firmado, se encuentran 29 mil córdobas en pagos de becas a universidades, 474 mil córdobas en reparación a vehículos de empleados, 121 mil córdobas en anteojos, y 274 mil córdobas en ayudas a empleados, entre otros.

Otra de las medidas es realizar arreglos de pago para sanear las deudas y recuperar la capacidad de pago de la institución. En ese sentido, el magistrado Rafael Solís informó que se encuentra en negociaciones con el Instituto Nacional Tecnológico (Inatec), institución a la que se le adeudan 36 millones de córdobas, según nota de prensa.

Los pagos de viáticos al interior o exterior del país, al igual que los viáticos de alimentación y transporte, serán autorizados sólo por la presidencia de la CSJ, junto al plan de trabajo y de resultados del mismo.

La última sesión de Corte Plena contó con la asistencia de los ocho magistrados orteguistas y cuatro magistrados liberales Edgar Navas, Iván Escobar, Damicis Sirias y Antonio Alemán.

El resultado de la aplicación de estas medidas será informado por la Secretaría General Administrativa de la Corte, en febrero del próximo año, y sus resultados permitirán la elaboración de las políticas institucionales presupuestarias.