•  |
  •  |
  • END

La Alcaldía de Managua, ALMA, cierra 2010 con muchos altibajos. La temporada lluviosa de este año dejó en evidencia la poca capacidad de la institución para solucionarle los problemas a la ciudadanía. A eso se suman las fuertes acusaciones de corrupción por parte de concejales opositores, quienes aducen la falta de transparencia en la mayoría de los procesos de licitación de los proyectos.

Las denuncias señalan que varias de las licitaciones beneficiaron a empresas allegadas al partido de gobierno.

La comuna comenzó el año con el “pie izquierdo”, enfrentando fuertes críticas por la falta de beligerancia en las investigaciones del robo de unos 4 millones de córdobas de las arcas de la entidad, los cuales fueron sustraídos a través de 25 cheques, emitidos por altos funcionarios de la Dirección de Cooperación Externa de la Alcaldía.

El concejal liberal Leonel Teller señaló que la comuna no brindó avances de las investigaciones en la mayor parte del año, pero en una de las últimas sesiones, las autoridades señalaron que se encontraban detenidas dos personas: Germán Palacios Chavarría, ex financiero de la Dirección de Cooperación Externa de la institución, y Mario José Cortés Urrutia, contador de esa oficina.

“Ese dinero era de la cooperación italiana, cuyos representantes deben haber exigido que se buscara un responsable para poder justificar ante Roma cómo se perdió ese dinero. Por eso es que esas personas llegaron a la cárcel”, precisó el concejal.

El caso destapó la corrupción en la institución, que según los concejales liberales, apenas es la punta del iceberg de todas las situaciones fraudulentas que ocurren en la comuna a vista y paciencia de las autoridades edilicias.

“La gestión de ALMA es ineficiente, corrupta, sin transparencia, porque el país no tiene un ente fiscalizador del Estado, lo que hay es un cómplice”, agregó Teller.

En la última sesión ordinaria, la concejal Teresa Lugo, miembro de la Comisión Anticorrupción de la comuna, a pesar de declaraciones previas que había brindado la alcaldesa designada Daysi Torres, sobre el robo con cheques, brindó un informe en el que según ella, se destaca “la total transparencia de la gestión de esta administración”.

Corrupción también llegó a Irtramma
Otro de los reclamos y causa de discusiones más sonadas este año fue el tráfico de placas y concesiones de taxis, un tema que dio mucho que hablar en las diferentes sesiones del Concejo.

Miembros de la bancada liberal presentaron un documento con 149 nombres de personas que habían pagado hasta un mil 150 dólares para obtener concesiones a pesar de no formar parte del transporte selectivo, o personas que entregaron dinero a miembro de la Comisión Técnica del Instituto Regulador del Transporte Municipal de Managua, Irtramma, para tramitar placas que nunca les fueron entregadas.

El concejal orteguista, Ismael Cardoza, en la última sesión ordinaria enfrentó al concejal Teller, y le dijo que “hay coimas por todos lados”, y presentó otros documentos donde acusaba a conocidos de concejales liberales que pagaban para obtener beneficios dentro del sector selectivo.

Malos manejos con licitaciones
Este año se licitaron 145 proyectos, la mayoría de los cuales se hicieron a puertas cerradas. Nuevamente los liberales protestaron, asegurando que el concejal Jimmy Blandón, miembro de la comisión de licitaciones por parte del PLC, sólo había sido invitado a participar en un proceso completo, del resto no sabían en qué términos ni a qué empresas se les había adjudicado los proyectos, aunque luego determinaron que algunas obras beneficiaban a compañías dirigidas por simpatizantes orteguistas.

Al respecto, el concejal conservador Luciano García señaló: “No quiero que al pueblo se olvide de que esta alcaldía es robada, eso se ve, todas las licitaciones las hacen a escondidas, eso te demuestra el grado de manipulación de las licitaciones, que en su mayoría (95%) van a parar a empresas ligadas al frentismo. A las otras empresas que no tienen nada que ver con el gobierno, simplemente las obvian, están engordando el erario económico de sus empresarios”.

Además de la adjudicación de proyectos, García señaló que otra de las malas maniobras de la alcaldía para beneficiar a las empresas de los orteguistas es el aumento de una partida para seguridad, que en 2011 será el doble de lo asignado este año.

En 2010, la partida para seguridad fue de 23 millones de córdobas, y en 2011 será de 44 millones, siendo la empresa El Goliat --propiedad de uno de los trabajadores más allegados del presidente Daniel Ortega-- la encargada de brindar el servicio.

Ante todas las críticas, Torres, en la última sesión, indicó que “no importa a quién se le otorguen las licitaciones, ya sean del Frente o de la que sea”, tratando de justificar el porqué figuraban empresas con dueños allegados al partido de gobierno como titulares y ganadoras para ejecutar proyectos.

Proyectos en barrios casi nulos, y en 2011… peor
Este año se presupuestaron 145 proyectos, los que en su mayoría no se ejecutaron, a pesar de que algunos se veían arrastrando desde 2009.

El invierno de este año dejó en evidencia la vulnerabilidad y la falta de interés de la comuna.

Uno de los proyectos emblemáticos fue el cauce El Dorado, que en lugar de ayudar a la evacuación de las aguas pluviales de la capital, terminó por causar problemas. La obra que se esperaba terminar en seis meses, tuvo atrasos por las fuertes lluvias. Se había presupuestado en 20 millones 43 mil córdobas, y terminó costando más de 50 millones, debido a que con las primeras precipitaciones el trabajo se arruinó y tuvieron que repararlo.

Esto, sin contar con la elevación del puente, porque las lluvias hicieron que rebasara su máxima capacidad y afectara a los pobladores del barrio San José Oriental y sus alrededores.

El concejal García indicó que con lo que se invirtió en este proyecto “mal hecho”, se pudo elaborar otras obras más urgentes, como el mantenimiento de las micropresas, mayor limpieza de los cauces, y, sobre todo, los trabajos del embalse de Ayapal, que tienen tres años de estar presupuestados en el Plan de Inversión Anual, PIA, y no se ejecutan.

“El descaro fue que la quisieron meter ahora como una obra de drenaje pluvial de emergencia, cuando ya estaba presupuestada, y los fondos se han ocupado para otros proyectos, como el del Paseo de Las Victorias, cuya primera etapa costó 10.8 millones de córdobas, tres millones más de lo presupuestado, y para 2011, otros 10 millones”, afirmó García.

La obra comenzó en 2008, cuando se le asignaron 14 millones 427 mil 978 córdobas; en 2009 se destinaron 24 millones 833 mil 654 córdobas, y este año fue de 13 millones, pero no hay avance.

Se esperaba que el proyecto Obras Complementarias del Embalse Ayapal se comenzara a ejecutar en enero, para terminarse en julio, pero la Alcaldía nunca comenzó.

Otros proyectos que según García siguen en el “refrigerador”, son los trabajos de Drenaje Pluvial en el barrio “Jonathan González”, que tiene tres años en el PIA y no se ha ejecutado, al igual que los trabajos en la represa Bariloche, en el barrio Naciones Unidas, al cual en 2009 se destinaron 14.5 millones de córdobas para concluirse en junio, y las lluvias de la temporada paralizaron la construcción este año.

Basura y calles: un problema casi sin solución
Durante 2010 se logró recarpetear 100 kilómetros de calles, lo que es considerado una victoria por Torres, pero el concejal García señaló que esto es apenas el 10%, cuando se necesita reparar un mil 500 kilómetros más donde no se ha hecho nada.

“El 90% de las calles de Managua tienen huecos, no existe mantenimiento en la red vial, la recolección de la basura ha sido ineficiente, no se invierte en nuevos camiones, los basureros ilegales han proliferado. Eso sin sumar que Managua cada vez está más oscura, porque no se arreglan las luminarias. Ese ambiente es ideal para que los ladrones se desarrollen. No hay interés de ALMA por mitigar la delincuencia en los barrios”, agregó García.

Debido a las lluvias de este año, se dañaron 63.2 kilómetros de calles y caminos comarcales, sin incluir los 11.7 kilómetros de cauces afectados. A pesar de eso, las autoridades de la comuna destacaron en varias ocasiones el recarpeteo de los 100 kilómetros de calles.

Los concejales liberales concuerdan que en 2011, por ser año electoral, puede haber “arreglos cosméticos” para atraer el voto, pero en realidad las calles, la basura y la ejecución de proyectos no apuntan a una gran mejoría.

Barrios como Anexo a Villa Libertad, Memorial Sandino, Hialeah, “René Cisneros”, algunas zonas del barrio “Juan Emilio Menocal”, Anexo al 18 de Mayo, y “Jonathan González”, entre otros, seguirán esperando la ejecución de obras, a pesar de que en algunos casos ya están presupuestados.

“En fin, este año no hubo ninguna mejoría, sólo empeoramos”, finalizó el concejal García.