Jessie Ampié
  •  |
  •  |
  • END

El analista Carlos Tünnermann, ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN, considera que la disminución significativa del número de estudiantes aprobados en el examen de admisión de esta Alma Máter, se debe a la falta de calidad educativa y la implementación de planes de estudio obsoletos en primaria y secundaria.

Tünnermann señaló que este resultado ha sido muy recurrente en los últimos años, siempre en las materias de Matemática y Lengua y Literatura, por lo que señaló que en 2010, en la calidad de formación de los bachilleres, en lugar de mejorar, empeoró significativamente.

Muy grave para el país
“Es grave para un país que los jóvenes fracasen en Matemática y que no haya inclinación del estudio de esta materia, porque si lo hubiese, rendirían más, ya que es la base del desarrollo. En un país donde no se domina la Matemática es difícil que haya un desarrollo científico-tecnológico, porque el conocimiento es insumo del proceso productivo”, indicó el analista.

Asimismo, precisó que los factores que incidieron en este decrecimiento en los resultados son muchos, y señaló que no se les puede adjudicar la culpa solamente a los estudiantes, aunque muchos no asumen la responsabilidad del estudio por permanecer distraídos con el internet y la televisión.

Inestabilidad en Mined contribuyó
“Hay responsabilidad de los profesores, pero también del Mined, que redujo en 2010 la partida destinada a capacitación docente, sin incluir que este año el sistema educativo se vio afectado por los cambios de ministros, de directores generales, y por una falta de estabilidad en las direcciones principales del Ministerio. Esto pudo incidir en los resultados”, destacó Tünnermann.

Otro factor que se suma a los antes descritos, según el analista, es la utilización de métodos educativos obsoletos en primaria y en secundaria, los cuales están fundamentados en la enseñanza del profesor y no del aprendizaje, es decir, que el docente hace un dictado de los temas y escribe en el pizarrón muchas fórmulas que el alumno anota y luego olvida, porque según Tünnermann, no revisan los apuntes, sólo es receptivo a lo que se le imparte.

“Con las matemáticas fracasa el método memorístico. El más indicado es el de comprensión, que es el verdadero aprendizaje. Mientas tengamos métodos obsoletos, donde se pone énfasis en la actividad del profesor y no de los alumnos, vamos a tener estos fracasos”, agregó.

Universidades también quedan a deber
Tünnermann señaló que otras de las instituciones que deberían aceptar una cuota de responsabilidad por el fracaso son las universidades, ya que los profesores de las dos materias salen de estas casas de estudio.

“En las universidades se forman los profesores de enseñanza media, y deberían ver cómo están formando a los educadores que van luego a enseñar a los estudiantes de secundaria, a lo mejor también ahí en la Facultad se están implementando métodos ya superados”, expresó.

“El estudiante necesita aprender a aprender, se necesita una revolución didáctica y pedagógica que no ha ocurrido en el país”, añadió.

De igual manera, dijo que el Mined debería fortalecer las bibliotecas para alimentar los hábitos de estudio, ya que hay unas que carecen de materiales y otras que están cerradas.

En cuanto a las investigaciones, expresó que se debieron hacer desde hace diez años, y la que harán en 2011 es probable que no ayude, porque los resultados se darán a conocer hasta finales del período, cuando se “eche a perder” el siguiente grupo de estudiantes.