•  |
  •  |
  • END

Los chimpancés son primates que se encuentran emparentados con el hombre actual, al extremo que se ha afirmado que son nuestros antepasados, lo cual no es ajeno a fuertes controversias en el mundo médico y social. Todavía está fresca la discusión en la Inglaterra del siglo XIX entre el naturalista Charles Darwin y un furibundo obispo, que frente a esta sugerencia se declaraba ofendido, al tiempo que acusaba de blasfemo al evolucionista Darwin, que respondía al religioso: “Prefiero descender de un mono que de un obispo”.

Para comprender la importancia de los chimpancés y su vínculo con el hombre contemporáneo, es necesario estudiar el trabajo de la doctora Jane Goodall, iniciado 50 años atrás, a orillas del lago Tanganica, Tanzania (África), en una reserva llamada Gombe, dedicada al estudio y protección de los chimpancés, por lo cual ha sido reconocida como la más grande especialista en primates o primatóloga.

Fruto de las observaciones de Goodall surgieron tres observaciones o conclusiones que transformaron conocimientos existentes de la antropología física: los chimpancés comen carne y esto cuestiona la creencia de que eran herbívoros; usan herramientas, lo cual se constató al ver cómo utilizan tallos vegetales que insertan en los nidos de termitas, y este conocimiento lo aprenden los jóvenes de los más viejos de la manada.

Y en tercer lugar, lo más trascendente es que fabrican herramientas porque se ve cómo deshojan los tallos para buscarse alimento. Esto en su tiempo (1963) creó conmoción, porque se tenía la idea de que sólo el ser humano es “hacedor de herramientas”. El impacto de este descubrimiento hizo afirmar a Luis Leakey, profesor de Goodall: “Ahora debemos redefinir herramienta y hombre o aceptar a los chimpancés como humanos”.

En 1968, la reserva Gombe se convirtió en el parque nacional Gombe, de Tanzania, donde se estableció un programa de investigación que aplicó protocolos y aspectos éticos para los estudios de los chimpancés de un período de cinco décadas, cargados de muchas dificultades.

Entre las dificultades para estudiar a los chimpancés, en primer lugar, estuvieron los conflictos militares (guerras), deforestación, caza furtiva y las enfermedades que se infiltraron dañando a los primates. Por ejemplo, en 1966, un brote de algo virulento, probablemente poliomielitis, mata a seis chimpancés y deja lisiados a otros seis. La neumonía o influenza también hizo lo suyo.

Jane Goodall es famosa en el mundo por sus obras “En la senda del hombre” (1971) y “Los chimpancés de Gombe” (1961), exitosos bestsellers que relatan sus aventuras y estudios en Gombe. Otras publicaciones, películas, el trabajo de recibir estudiantes de doctorado, el acudir a conferencias internacionales, etc., contribuyen a dar a conocer a esta perseverante naturalista, que tiene un Doctorado en Etología (conducta animal) en la Universidad de Cambridge (1966).

Más recientemente, la doctora Goodall ha llamado la atención hacia dos preocupaciones: una está relacionada con las pequeñas dimensiones del parque nacional Gombe, una auténtica “isla” ecológica de apenas 35 kilómetros cuadrados, con cerca de 100 chimpancés, y las limitaciones que ponen en peligro su existencia.

Por otro lado, los chimpancés mueren de forma prematura de una enfermedad similar al VIH-Sida, producida por el llamado virus de inmunodeficiencia símica en los chimpancés, conocido técnicamente como el SIVcpz, que es el precursor y origen del VIH-1, virus que produce casi todos los casos de Sida en el mundo.

La doctora Goodall, a través de su apasionado trabajo y labor científica, ha permitido que la humanidad y la ciencia conozcan y comprendan a los ancestros de los seres humanos que son los chimpancés, al tiempo que ha puesto de relevancia el posible origen de la pandemia indetenible que ha provocado en la humanidad el Virus de Inmunodeficiencia Adquirida o VIH-Sida.

La trascendencia de Gombe es más grande que la vida y la obra de Jane Goodall, pero como dijo Fidel Castro en una ocasión: “Quienes dedican su inteligencia a la humanidad nunca serán olvidados”.

Evolución y Genética
La explicación sobre los mecanismos de la herencia fue iniciada por el humilde monje moravo Gregor Mendel, que explicó (1866) que un organismo no es una mezcla de sus padres, sino el resultado conjunto de montones y montones de rasgos de individuos de sus padres y abuelos y otros.

En 1872, Charles Darwin en “El origen de las especies” establece que el origen de las especies se da a través de la selección natural, y sobrevive el más fuerte, el más adaptado.

Los estudios modernos han concluido con un “Darwinismo revigorizado”, que sostiene que la evolución actúa a través de la selección natural y otros mecanismos aleatorios, produciéndose nuevas especies por la acumulación gradual de mutaciones.

Conclusiones Destacadas De 50 Años De Estudio De Chimpancés Doctora Jane Goodall Gombe, África
AÑO DESCUBRIMIENTO
1963 • Cazan mamíferos para alimentarse, saborean y comparten la carne.

• Fabrican y usan herramientas.

1965 • Tienen vidas sociales gratificantes y
lazos familiares.

1971 • Las hembras buscan múltiples
parejas, los machos quieren relación
monógama
1977 • Las hembras cometen infanticidio,
en especial, matan crías de otras
hembras.

1979 • Compiten agresivamente por la
tierra, las batallas pueden ser mortales.

• Maduran lentamente, viven mucho y
son fértiles a edad avanzada.

• Los machos pertenecen al grupo
original y las hembras lo dejan.

1997 • Las hembras tienen su propia
jerarquía
2009 • Se infectan en una forma de Sida
que afecta a los simios, mueren a
edad temprana.


(*) Especialista y Profesor de Medicina Interna Teléfonos 2267-0251 / 8854-7884