•  |
  •  |
  • END

¿El mundo desaparecerá este año? Ésta es la pregunta inmediata que pasa por la mente de las personas que logran observar un enorme letrero, ubicado en una de las principales calles de la capital, donde se señala que el fin del mundo ocurrirá el 21 de mayo de 2011, pero para líderes de las iglesias católica y evangélica, se trata de exageraciones, malas interpretaciones y falsos maestros.

El enorme rótulo contiene parte de la siguiente cita bíblica que dice: “Tocaré trompeta… avisaré al pueblo”. Ezequiel 33:3. En letras más grandes advierte: ¡El Día del Juicio Final! 21 de mayo de 2011, e invita a escuchar una radioemisora en FamilyRadio.com.

Leen literalmente apocalipsis
Monseñor Bismarck Carballo, párroco de la iglesia Espíritu Santo, dijo que los cristianos no deben entender literalmente el libro de la Biblia Apocalipsis, ya que está escrito en clave, sino que se debe interpretar que Dios va a gobernar sobre un mundo de plenitud y no en uno destruido.

“El problema es que hay una corriente milenarista que cada vez que hay mil años, toman esa onda, y otra corriente fundamentalista que lee literalmente el Apocalipsis”, explicó.

Rótulos son de secta californiana
El reverendo Omar Duarte, líder de la Iglesia Ríos de Agua Viva, precisó que miembros al parecer de una secta originaria del estado de California, Estados Unidos, son quienes han ubicado los impactantes mensajes, y recordó que la Biblia dice que nadie, ni los ángeles del cielo, saben la hora y la fecha en que Dios vendrá.

“En San Mateo, capítulo 24, dice la Biblia que se levantarán falsos cristos y falsos maestros, y eso es bien importante, porque hay que estar a como dicen, apercibidos. En San Mateo 24:36 también dice que el día y la hora nadie lo sabe, y ponerle fecha y hora al fin del mundo es estar en contra de la Biblia”, consideró Duarte.

La predicción Maya
Las predicciones de los mayas finalizan en 2012, en donde el calendario deja de planificar los cambios que experimentará el Sol. Es así como se ha planteado, que la predicción de la cultura Maya para 2012 apunta a que un rayo proveniente del centro de la galaxia caerá en el Sol, lo que reflejará una intensa llamarada que resentirá en el sistema solar.

Para muchos, los mayas plantearon que en 2012 será el fin del mundo como lo conocemos. Esta misma frase propone unas opciones muy abiertas, en las que caben interpretaciones que van desde una catástrofe natural hasta el fin de un sistema económico y moral regente.

“En la concepción maya del Popol Vuh hay un fin del milenio, pero es como una transición de un tiempo a otro; es una manera de expresarte, pero no es precisamente que se acabe el mundo”, dijo monseñor Carballo.

En algunas rutas de buses de Managua aparecen personas, Biblia en mano, y juntando las predicciones mayas, predican que hay que arrepentirse “de todos los pecados”, porque el fin del mundo está por llegar.

Los religiosos nicaragüenses hicieron un llamado a los nicaragüenses a que no crean ni se alarmen por este tipo de mensajes que, según ellos, son una apostasía y no abonan nada a la verdad de Dios.