Jorge Eduardo Arellano
  •   MADRID /AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Latinoamérica recela de la expansión de China, publicó este lunes el diario El País a partir de los cables de la diplomacia estadounidense revelados por WikiLeaks, que ilustran la desconfianza de los líderes latinoamericanos tras la gira de dirigentes comunistas chinos.

La gira del vicepresidente chino, Xi Jinping, y el viceprimer ministro, Hui Liangyu, y el aumento de las inversiones del gigante asiático alimentaron este recelo, explicó el diario.

“Las relaciones de Estados Unidos y América Latina han sido ignoradas por la Administración Bush, y China busca llenar ese vacío”, sostuvo la primera secretaria de una misión brasileña, Daniella Menezes, en conversación con el encargado de negocios norteamericano en 2009 en un momento en que Xi Jinping y Hui Liangyu realizaban una gira de 15 días por Latinoamérica.

Un cable del 10 de marzo enviado por la encargada de negocios en la capital mexicana, Leslie Bassett, recoge la reacción de Neil Dávila, responsable de ProMexico (organismo gubernamental de promoción del comercio y las inversiones), quien afirmó: “No queremos ser la siguiente África de China. Necesitamos ser dueños de nuestro propio desarrollo”.

Durante una reunión en Shanghai (China) entre la cónsul estadounidense, Beatrice Camp, y su homólogo brasileño, Marcos Caramuru de Paiva, éste, como relata un informe del 15 de marzo, afirmó que los “inversores chinos piensan que América Latina y África son lo mismo”.

“La estrategia de China es muy clara: están haciendo todo lo posible por controlar el suministro de materias primas”, advirtió Paiva.

China es destino de un tercio de las ventas de estos productos desde Brasil, según cifras del Banco Mundial. Y es ya el principal socio de Chile, Perú y Argentina. Las exportaciones desde Latinoamérica hacia China han crecido entre 1990-2008 de un 0,8% del total a un 10%, mientras que Estados Unidos ha sufrido un recorte en esa partida del 44% al 37%, recordó el diario.

“Colombia recela de los motivos de China y de sus pocos estrictos estándares laborales y medioambientales”, dijo el agregado comercial colombiano en Pekín, Alejandro Ossa, al encargado de negocios norteamericano, según un despacho del 30 de marzo de 2009.

Ossa expresó que su país “no está dispuesto a ser pisoteado por China como África y Venezuela”.