•   CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Las fuertes rachas de viento mantienen en alerta a mil pescadores artesanales propietarios de 500 pequeñas embarcaciones en las aguas jurisdiccionales del Pacífico, que comprenden los puertos Corinto y El Toro, islas Maderas Negras y Aserradores.

Además, El Manzano, Los Clavos, Santa María del Mar, Jiquilillo, Estero Padre Ramos, Mechapa, Puerto Morazán, Palo Grande, El Rosario, Punta Ñata y el Golfo de Fonseca.

Las ráfagas de viento han alcanzado en otros años de 30 a 40 kilómetros por hora, y se espera que ese comportamiento continúe en el verano de 2011, por lo que para evitar naufragios, el Distrito Naval del Pacifico, DNP, acantonado en el puerto de Corinto, y la Dirección de Transporte Acuático del Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI han dictado una serie de medidas.

El capitán de fragata, Antonio Salvador Santos, jefe del DNP, informó que de diciembre a abril se registran los vientos más fuertes, y es una temporada peligrosa para el pescador debido al fuerte oleaje.

El jefe naval expresó que entre las medidas para salvaguardar la vida de los pescadores están: el aviso de entrada y salida; uso de chalecos, aros y salvavidas, entre otros medios individuales de salvamento; el uso de espejos para realizar señales en las embarcaciones y abastecimiento de suficiente agua para evitar la insolación, entre otras. Añadió que aunque no existe un horario establecido para la pesca, cada pescador adopta sus medidas de seguridad, y si observan que el oleaje es fuerte en alta mar, lo idóneo es regresar a casa para evitar naufragios como el ocurrido el 2 de febrero de 2009 frente las costas de Jiquilillo, donde murieron los hermanos Sergio Alexis, Mario Antonio y Miguel Ángel Jirón Rivera, de 28, 26 y 23 años, respectivamente; Félix Tomás Rojas Herrera, de 19, y el capitán José Tomás Espinoza Escalante, de 37 años.

Tras varios días de búsqueda a través de medios acuáticos y de un helicóptero de la Fuerza Aérea del Ejército de Nicaragua, los cinco pescadores que sucumbieron a bordo de la pequeña embarcación “Salmo 91”, no aparecieron.

Vigilancia desde cinco puestos de control

El capitán de fragata Santos afirmó que, cuando los vientos estén fuertes, los presidentes de las cooperativas de pescadores artesanales tienen una gran responsabilidad: sensibilizar a sus socios acerca de la necesidad de cumplir las medidas de seguridad.

El oficial dijo que el DNP mantiene puestos de observación en Masachapa, Mechapa, Puerto Sandino, Estero Padre Ramos y Potosí, para auxiliar a los pescadores en caso de accidentes.

El mayor Carlos Cáceres, jefe departamental de la Defensa Civil, afirmó que mantienen el monitoreo constante de la situación, en coordinación con la Fuerza Naval y las Cooperativas de Pescadores Artesanales.