•  |
  •  |
  • END

La Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua ratificó el dominio del país sobre aguas territoriales en el Mar Caribe, frente a la desembocadura del Río San Juan, luego que Costa Rica reclamara como propias unas coordenadas de navegación donde las Fuerzas Armadas navegan combatiendo el crimen organizado y el narcotráfico.

El jefe de la Fuerza Naval, contralmirante Róger González Díaz, dijo que las coordenadas 10° 54’ 522’’ N y 83° 37’ 035’’ W, corresponden a mar territorial nicaragüense en el Caribe, y que la Naval, desde su creación en 1980, y hasta la fecha, realiza operaciones de lucha contra el narcotráfico y la piratería, y vigilancia en esa zona.

“Nuestro gobierno ya lo planteó en una nota: tenemos patrullaje en nuestra área, en nuestras aguas. Nosotros mantenemos un guardacostas y dos lanchas rápidas en esas zonas, en el sector de San Juan de Nicaragua, en aguas nicaragüenses”, dijo González.

Hasta ahora reclaman

Sobre la denuncia de Costa Rica sobre el ingreso de patrullas de la Naval a sus aguas, el jefe militar dijo que la delimitación fronteriza estaba por definirse tanto en el Caribe como en el Pacífico, y que Nicaragua las reconoce como parte de su territorio nacional.

“Son aguas nacionales, no hay discusión de eso, y el reclamo de ellos no tiene asidero, nosotros hemos capturado lanchas de narcos que iban rumbo a Costa Rica en esas coordenadas, hemos asestado golpes al narcotráfico ahí siempre, y es hasta ahora que Costa Rica reclama como suyas esas aguas”, expresó el jefe de la Naval.

El pasado 27 de diciembre, el gobierno de Nicaragua emitió a su similar de Costa Rica una nota de protesta denunciando la incursión de lanchas guardacostas ticas en aguas de la plataforma nicaragüense en el Caribe, en una dirección cercana a la desembocadura del Río San Juan de Nicaragua.

La misiva hacía referencia, además, a sobrevuelo de medios aéreos ticos en territorio nacional sobre el río nicaragüense, en fecha del 21 de diciembre.

El comunicado tico

La cancillería costarricense negó que las coordenadas mencionadas por Nicaragua en la nota de protesta constituyan espacios marítimos nicaragüenses, y, por el contrario, tomó la denuncia “como una nueva agresión hacia la integridad territorial de Costa Rica y una burla al derecho internacional”.

La Cancillería de San José subrayó en el comunicado que las embarcaciones ingresaron a las zonas señaladas por la denuncia de Nicaragua porque es territorio costarricense y no aguas jurisdiccionales del vecino país, “tal como lo muestran los mapas oficiales de ambos estados”.

“El Gobierno de Costa Rica reiteró hoy su más enérgica protesta por la ocupación y constante violación a los espacios terrestres, aéreos y marítimos derivados de esa ilegítima ocupación y uso de territorio costarricense por parte de Nicaragua”.

“En particular, rechazó con todo vigor, las afirmaciones referidas a que las coordenadas 10° 54’ 522’’ N y 83° 37’ 035’’ W, constituyan espacios marítimos nicaragüenses, y toma esas afirmaciones ‘como una nueva agresión hacia la integridad territorial de Costa Rica y una burla al derecho internacional’”.

Lancha cargada de drogas

Las declaraciones del jefe militar nicaragüense se dieron en una conferencia de prensa donde la Naval denunció la captura de una lancha cargada de drogas que, de acuerdo con la información militar, iba rumbo al Caribe costarricense.

La Fuerza Naval capturó a Agustín Zamora Moore, de 45 años, originario de Bilwi y a Julio Bravo Pineda, de 40 años, originario de Bluefields y radicado en Costa Rica desde hace 20 años, quienes viajaban de noche en una embarcación cargada de marihuana.

El parte militar indica que a las 08:00 de la noche del lunes, una patrulla de la Fuerza Naval realizaba patrullaje en el costado sur del muelle de Bilwi, cuando descubrieron una lancha que se movilizaba de norte a sur, con cinco personas a bordo.

Cuando procedieron a detenerla, los tripulantes huyeron con dirección al atracadero de Guililandia, al suroeste de Bilwi.

La panga fue capturada en la orilla de la playa. Se persiguió en tierra a los sujetos, logrando capturar a los dos antes referidos, cerca de la casa de Adrián Connolly, alias “Mono”, quien tiene antecedente de narcotraficante.

“La lancha fue llevada al atracadero del muelle, y al realizar la inspección se encontró la cantidad de 13 sacos con un total de 94 marquetas de monte verde oscuro que, supuestamente, es marihuana y al ser pesada arrojó un total de 267 kilos con 898.3 gramos”, indicó la Policía en Bilwi.

La capitán Juana Lanzas informó que Julio Bravo, uno de los traficantes capturados in fraganti, reside en Costa Rica, en Puerto Limón, y tiene antecedentes de tráfico de estupefacientes.

“Consideramos que el objetivo final era Costa Rica, tomando en consideración la ruta, el origen del capturado, y otros aspectos sobre el alto tráfico de drogas en esa zona, además, recordó que la DEA en diciembre señaló que Costa Rica servía de bodega de la drogas de cárteles de México y Colombia”, dijo en Managua el jefe militar.