Rafael Lara
  •  |
  •  |
  • END

De acuerdo con los informes del Ministerio de Seguridad de Costa Rica, al menos 3 mil 218 nicaragüenses intentaron entrar ilegalmente a Costa Rica en un mes, mientras datos de las autoridades panameñas aseguran que en la zona fronteriza fueron 114 los nicas retenidos durante 2010, la cual se convirtió en la segunda cantidad más importante de indocumentados capturados al pretender ingresar a su territorio.

Las autoridades policiales ticas, en un comunicado oficial informaron que en el último mes, alrededor de 3 mil 218 nicaragüenses fueron sorprendidos en la zona boscosa fronteriza entre ambas naciones. Al no tener la documentación legal fueron devueltos a Nicaragua.

De la cifra total, 1 mil 982 son mujeres y 1 mil 236 hombres. Según la Dirección de Migración y Extranjería del vecino país de sur, algo que ocurrió en el período comprendido entre el inicios de diciembre de 2010 y el 3 de enero de 2011, en un intento de burlar el control migratorio en Peñas Blancas, por lo que la Fuerza Pública costarricense anunció que continuará con los operativos fronterizos, debido a que aún se espera el regreso masivo de nicaragüenses residentes en Costa Rica.

Mientras tanto, en Panamá, los nicaragüenses junto a los colombianos lideran la cantidad de indocumentados retenidos en lo que va de 2011. Según un informe de la oficina de Investigaciones de Migración panameña, se detalla que sólo en la provincia fronteriza de Chiriquí, durante 2010 se retuvo a 114 nicaragüenses y a 87 colombianos. A ellos se suman 28 costarricenses, 26 dominicanos y 24 estadounidenses. Otros 89 retenidos son de otras nacionalidades.

De acuerdo con la publicación del diario digital panameño Prensa.com, del 23 de diciembre del 2010, Edwin Gallardo, jefe regional del Servicio Nacional de Migración, dijo que gran parte de los retenidos no tenían al día su permiso de estadía.

Uno de los casos más recientes de detención de nicaragüenses se detectó en Boquete, donde siete nicas, acompañados por un norteamericano, fueron retenidos por la Policía Nacional de Panamá, por no tener su documentación en regla.

Pueden ser deportados

La directora regional de Migración de Chiriquí, Dafne Tejada, dijo que se verifica el estatus legal de los nicaragüenses, ya que sus cédulas y el trámite de su residencia costarricense “están vencidos”, y adelantó que todo hace indicar que serán deportados.

Según la jurista Heidy González, se están diversificando destinos, por lo que el ingreso a los Estados Unidos y a Costa Rica cada día es más difícil. Así que El Salvador y Panamá se han convertido en una alternativa para los nicas que buscan trabajo, sobre todo en el área de la construcción.

Según Gonzalo Carrión, Director del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, organización que pertenece a la Red Nicaragüense para las Migraciones, somos un país de origen debido a las características socioeconómicas, y nos hemos convertido en un país que “expulsa” a sus ciudadanos, al no tener capacidad de solucionar las necesidades básicas a su población, mientras incentiva la polarización política que se acrecentará de cara a las próximas elecciones presidenciales.