Martha Vásquez Larios
  •  |
  •  |
  • END

Para el Procurador Nacional Penal, César Guevara, la decisión de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia de reducirle la condena a Carlos José Guido Romero, de diez a cinco años de prisión por narcotráfico, es lamentable, porque considera que la petición era improcedente, ya que no estaban hablando de un “mulero”, sino de alguien que transportaba más de mil kilos de cocaína.

Agregó que la Procuraduría General de la República no fue notificada de la sentencia, y aclaró que desafortunadamente ya no se puede hacer nada, porque la casación es el último recurso.

“La defensa (William Cuadra) solicitó baja de pena porque supuestamente su cliente colaboró con información, pero la PGR considera que es improcedente, porque si la información que da no abona en nada para llegar a otra estructura del crimen organizado, no tiene por qué beneficiar al reo”, expresó el doctor Guevara.

Además, recalcó, los magistrados obviaron la peligrosidad del hecho, porque transportar mil 481 kilos de cocaína es grave para la salud pública.

Desconoce sentencia

Mientras tanto, la presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Alba Luz Ramos, aseguró desconocer la sentencia, y prefirió no opinar sobre el caso.

“Yo no he participado en ese caso. La verdad es que sólo sé lo que leí en el diario, y que los magistrados aplicaron el principio de igualdad porque no podían subir la condena a los otros procesados, pero no conozco la sentencia, y no me gustaría opinar sobre algo que desconozco”, dijo la magistrada Ramos.

Aunque el caso de la Corte es diferente al del Tribunal de Granada, lo cierto es que bajar la condena a cinco años es abrir las posibilidades para que el procesado opte al beneficio de suspensión de la pena para recuperar la libertad.

Caso Granada

Sobre el intento de hacer efectiva la sentencia que absuelve a nueve procesados por tráfico de estupefacientes en el caso de Granada, con un juez ejecutor, el procurador Guevara afirmó que los recursos de casación ya están introducidos, y, por lo tanto, no se puede proceder.

“Con los recursos que nosotros introdujimos el 23 de diciembre, más el de la Fiscalía, hay un efecto suspensivo de las resoluciones, por tanto, no podrán conseguir la libertad con nada, hasta que la Corte se pronuncie al respecto”, explicó el procurador Guevara.