•  |
  •  |
  • END

Miembros de la Asociación de Transportistas de Nicaragua (ATN), manifestaron ayer su enorme preocupación por la inseguridad que enfrentan al momento de trasladar las cargas, ya que sólo el año pasado fueron víctimas de más de 30 robos por parte de la delincuencia organizada de Honduras, El Salvador y Guatemala.

A pesar de que no están pagando el famoso “peaje” a las peligrosas maras de estos países, Altamirano aseveró que están enfrentando a dos organizaciones criminales que se han dedicado a robarles los pesados vehículos, y otros que con artimañas pretenden sacarlos de la competencia de traslados. La primera organización delincuencial ha llegado a amenazar de muerte a los conductores nicaragüenses que desean recuperar su vehículo, mientras la segunda está conformada por empresarios mañosos del transporte.

“Lo que ha pasado es que hay de por medio, y más en Guatemala, aquello de la competencia con otra persona, o en determinado momento le querés quitar el trabajo, te metés a problemas serios con los empresarios; lo otro es que cuando te roban un vehículo en Guatemala y logra aparecer y la personas lo quiere ir a reclamar como dueño, en muchos casos lo único que existe es una llamada en la que te dicen: ‘Le conviene que no venga, porque si viene lo matamos’”, aseveró Marvin Altamirano, Secretario General de la ATN.

Altamirano solicitó públicamente a las autoridades policiales de nuestro país que hagan las gestiones necesarias con sus homólogas centroamericanas, con el fin de que brinden mayor seguridad a los transportistas al momento de realizar los traslados de carga. Una de las medidas que han puesto en práctica las empresas “nicas” es juntar un grupo de furgones y realizar juntos los traslados, además de pagar seguridad privada.

¿Y el petróleo del ALBA?

Los transportistas afiliados a la ATN aseguran que los precios de los combustibles que se ofrecen en nuestro país son muy altos, y eso les ha provocado grandes pérdidas económicas, por lo que piden al gobierno que equiparen los precios con los establecidos en los países de Centroamérica.

Altamirano aseveró que este sector nunca ha pedido un subsidio al gobierno y que tampoco han visto los beneficios de los precios del petróleo traído de Venezuela. Señaló que por la diferencia de precios están en desventaja en relación con otros transportistas centroamericanos. Como ejemplo, expuso que en diciembre recién pasado de 12 licitaciones para transportar carga que se realizaron, sólo se quedaron con dos.

Primera marcha anunciada

Marvin Pomares, Director del Instituto Nicaragüense de Defensa del Consumidor (Indec), acompañó a los transportistas en la conferencia de prensa, y dijo que los nicaragüenses nos veremos afectados con el alza de los combustibles, debido a que el incremento está llegando a los precios de la canasta básica.

“Nosotros creemos que en los próximos días, en conjunto con la Asociación de Transporte de Nicaragua, vamos a desplazarnos hacia la Asamblea (Nacional) para que haya una verdadera reforma a la Ley de Hidrocarburos, donde solicitamos que exista un ente regulador, porque desde 2000 no lo tenemos, y esto ha significado que las transnacionales petroleras han estado haciendo lo que quieren”, recordó Pomares.