Rafael Lara
  •  |
  •  |
  • END

El Ministerio de Educación, Mined, espera cerrar el año con una retención escolar del 93% de la matrícula de 2010, si logra rescatar el 60% de los alumnos que dejaron entre 1 y 2 clases, a través del programa solidario de “Reforzamiento Escolar”, que se pondrá en práctica a partir del 10 de enero.

En una entrevista a los canales oficialistas, José Treminio, Viceministro de Educación, señaló que esto servirá para que 145 mil 87 estudiantes que dejaron clases, puedan pasar al siguiente nivel.

El programa solidario de Reforzamiento Escolar se implementará con estudiantes de secundaria y con maestros en vacaciones, con una convocatoria amplia para que puedan incorporarse desde las distintas escuelas, en comunidades y en municipalidades.

Cada cual calcula a su modo

La meta del Ministerio de Educación es rescatar al menos el 60% de los 145 mil 87 estudiantes. Es decir, que si se logra alcanzar esa meta, se podría cerrar 2010 con un rendimiento escolar del 93%, el cual, según Treminio, sería un dato histórico en comparación con los años anteriores.

Sin embargo, esto aún quedaría debajo de la retención escolar de 2008, cuando, según el entonces ministro de Educación, Miguel De Castilla, se había llegado al 94%.

“La diferencia con los años anteriores era que sólo se entregaba una guía de estudio para que en temporada de vacaciones se dedicaran al reforzamiento de sus conocimientos. Este año lanzamos este programa solidario, con el fin de que los maestros dediquen parte de su tiempo al apoyo de los alumnos, ya que están de vacaciones hasta el 31 de enero, cuando arranca la matrícula escolar de 2011”, expresó el viceministro.

Anunció que el reforzamiento inicia el próximo lunes 10 de enero y finalizará el 4 de febrero. Para ello convocó a los padres de familia de los jóvenes aplazados, a que acudan a sus escuelas y sepan que cuentan con el acompañamiento del reforzamiento solidario, y de esta manera, tengan mejores condiciones a la hora de presentarse a los exámenes de rescate.

Más de 43 mil van a repetir

De acuerdo con el sistema de evaluación actual, los estudiantes que dejaron entre una y dos clases son los que tienen la oportunidad de reparar. Los que dejaron tres tendrán que repetir el año escolar. Indicó que el número de aplazados representa el 3% de la matrícula final de 2010, por lo que son 43 mil 269 alumnos los que deberán repetir el año.

Los datos estadísticos del Ministerio de Educación revelan que la matrícula inicial de 2009 fue de 1 millón 499 mil 783 estudiantes, de entre los 3 y los 17 años, con una retención escolar del 90%.

Las cifras de De Castilla

Mientras, en 2008 la cantidad de matriculados fue de 1 millón 528 mil 154, con una tasa de retención escolar del 94%, lo cual significó en ese momento que de cada 100 alumnos que comenzaron el año escolar, sólo seis no lograron pasar al otro grado.

Según las cifras mencionadas ayer por el representante del Ministerio de Educación, la matrícula inicial de 2010 era de 1 millón 6 mil 128, y al final terminaron el año 1 millón 397 mil 537 estudiantes, en la modalidad de la educación regular en preescolar, primaria y secundaria.

Menos demanda en preescolar en 2011

Aunque este año no se logró la meta de 2010, el viceministro, sin especificar una cifra, aseguró que para 2011 su institución se propone implantar una matrícula record. Esto a pesar de tener un decrecimiento poblacional, según los datos del Instituto de Estadísticas y Censos.

Tal situación representará una menor demanda educativa en primaria y preescolar, por lo que se podrá incidir más en los grados superiores.

En Nicaragua, según cálculos del Instituto Nacional de Información de Desarrollo, Inide, alrededor de 510 mil 84 niños quedan fuera del sistema escolar.

El funcionario alegó que la planificación está de cara a la implementación de la Batalla por el Sexto Grado, cuyo objetivo es garantizar el principio de la continuidad educativa, incorporar a los subescolarizados que están fuera del sistema, y poder atender la nueva demanda de matrícula. Así también, la implementación de modalidades de educación para jóvenes y adultos alfabetizados.