elnuevodiario.com.ni
  •   LA HAYA  |
  •  |
  •  |
  • END

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) abrió hoy en La Haya las audiencias sobre la demanda que interpuso Costa Rica contra Nicaragua por una supuesta invasión militar en un territorio fronterizo, que ha hecho escalar la tensión entre ambos países centroamericanos.

Ante un panel de 16 magistrados reunidos en el majestuoso Palacio de la Paz de La Haya, la delegación costarricense tomó primeramente la palabra para denunciar la "provocación" de Managua al invadir su territorio y una "actitud" que hace temer a San José un "serio deterioro" del conflicto bilateral.

San José reclama al máximo órgano judicial de la ONU que ordene a Nicaragua la retirada inmediata de un grupo de militares que presuntamente invadieron en octubre la pequeña isla fluvial de Portillos, situada cerca de la desembocadura del río San Juan en el Caribe y cuya soberanía se disputan los dos Estados.

Igualmente, pide a la corte que dicte la interrupción de los trabajos para la construcción de un canal que Managua estaría llevando a cabo en esa zona, causando daños medioambientales.

Nicaragua refuta acusaciones
Los nicaragüenses refutan todas las acusaciones y así lo defenderán ante los magistrados a partir de las 14H00 GMT. Costa Rica volverá a tomar la palabra el miércoles y su rival lo hará el jueves. "Hay un riesgo de un serio deterioro del conflicto como resultado de la actitud de Nicaragua", advirtió el representante costarricense, Edgar Ugalde Alvarez, viendo "en peligro la estabilidad y la paz entre ambos países hermanos".

Costa Rica "no se dejará intimidar y no aceptará que nadie trate de imponerle ningún hecho consumado", dijo Ugalde Alvarez, al afirmar que las medidas reclamadas al tribunal son "necesarias" para preservar la integridad territorial, pero también para "proteger vidas humanas costarricenses y nicaragüenses". "Si hasta ahora no hubo vidas humanas que deplorar por la incursión nicaragüense es gracias a la actitud responsable del gobierno y el pueblo costarricense", añadió el agente, cuya delegación ante la CIJ está encabezada por el canciller, René Castro Salazar.

La comitiva nicaragüense está por su parte liderada por la ministra de Medio Ambiente, Juana Argeñal Sandoval, mientras que el embajador en La Haya, Carlos Argüello, es su agente.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, declaró ayer que respetará el dictamen de la CIJ, pero insistió en que su país no tiene "ninguna base donde ellos dicen (...) Simplemente son operaciones eventuales cuando hay señales de presencia de narcotráfico, porque es una zona donde nadie quiere estar por las condiciones inhóspitas".

La corte tomará una decisión sobre las medidas reclamadas por San José, llamadas provisionales o de urgencia, en el plazo de varias semanas o meses, antes de iniciar un juicio de fondo susceptible de prolongarse años.