•   Tomado del Diario Extra de Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • END

Los oficiales de la Fuerza Pública que fueron instalados en la zona norte de Costa Rica, Limón, durante el conflicto con Nicaragua, sufrieron diarrea por la tensión que se vivía en ese entonces, además de un profundo miedo de verse en una batalla contra efectivos del Ejército nicaragüense.

La base de operaciones de la delegación tica se concentró en Barra del Colorado desde el inicio del conflicto, cuando unos 30 uniformados estuvieron en la isla instalando la bandera tricolor y resguardando la no invasión a Tiquicia.

Una fuente allegada al caso aseguró a DIARIO EXTRA que el encargado del grupo pidió a la viceministra, Flora María Calvo, un médico y un psicólogo para solucionar los problemas de los policías, sin embargo, al parecer, la funcionaria dijo que no mandaría a los profesionales.

En su alegato, la viceministra, quien es la encargada de asuntos administrativos y que actualmente se encuentra en el ojo del huracán ante su pólemica renuncia, agregó que lo único que se necesitaba en la zona eran policías y no otro tipo de personas.

La situación fue tan grave, que los socorristas de la Cruz Roja que acompañaron a la delegación tuvieron que atender a los policías, quienes tenían males como pringapié e intensos dolores de estómago.

Ministro al tanto

DIARIO EXTRA habló del tema con el ministro de Seguridad, José María Tijerino, quien confirmó que, en efecto, hubo una queja de un jefe policial sobre la difícil situación que pasaron los oficiales en la zona.

En torno a la versión de que la viceministra Calvo no le dio importancia a la situación, Tijerino argumentó: “Yo no sé si es atribuible a ella. En esto quiero ser justo, o seguir siendo justo, pero sí sé que hubo una queja de parte de un jefe en donde se le atribuía a ella la responsabilidad”.

La hizo renunciar

Durante una conferencia de prensa, el ministro de Seguridad confirmó ayer que dicha funcionario renunció el 14 de diciembre porque él se lo pidió debido a trabas administrativas.

Respecto a la denuncia de Calvo sobre el acoso sexual a las mujeres policías, Tijerino afirmó que él no tolera ni tolerará este tipo de conductas. El ministro afirmó que las declaraciones de Calvo tienen otras motivaciones, las cuales no explicó.

Según datos del Ministerio de Seguridad, en 2010 se recibieron 16 denuncias por acoso sexual (entre éstas la de la Viceministra), sin embargo, un documento de la Defensoría de los Habitantes indicó que el número de casos fue de 47.