•   MÉXICO / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

La Policía mexicana detuvo al nicaragüense Rodolfo González y a su cómplice Salvador Wilbert “El Calaca”, presuntos responsables de secuestrar a 30 centroamericanos indocumentados, el pasado 16 de diciembre, en el sureste de México, informaron ayer fuentes oficiales.

“El pasado 16 de diciembre, un grupo armado detuvo el recorrido del tren que transitaba la ruta de Arriaga (Chiapas) a Ixtepec (Oaxaca), a la altura del poblado oaxaqueño de Chahuites, capturando a unos 30 extranjeros indocumentados”, indicó la Procuraduría General de la República (PGR) en un comunicado.

Originalmente, el sacerdote mexicano Alejandro Solalinde, quien dirige un albergue para inmigrantes, mencionó que los secuestrados eran 50 centroamericanos.

Ante la presión de gobiernos centroamericanos, autoridades mexicanas aceptaron investigar el hecho, que calificaron de supuesto secuestro.

La Fiscalía destacó que el nicaragüense, quien quedó bajo detención preventiva de 40 días, es parte del grupo armado que participó en el secuestro.

Otros casos

Por otra parte, la Fiscalía informó sobre la detención de José Enrique Santos, “El Chiapas”, y de Lesly Sayonara Maya, ambos vinculados con el secuestro de nueve indocumentados el pasado 22 de diciembre, en un tren en la ruta de Ixtepec (Oaxaca) a Medias Aguas (Veracruz).

Según la Fiscalía, estos dos secuestradores obligaron a sus víctimas a caminar por el monte, y exigieron a los familiares de los inmigrantes el pago de 500 dólares por cada uno para liberarlos.

Finalmente, gracias a un cateo en Coatzacoalcos, Veracruz, se detuvo a Margarita Peralta, quien custodiaba a siete indocumentados a quienes les pidió 13 mil dólares para trasladarlos a Canadá.

Fuentes de la Fiscalía indicaron que estas siete personas forman parte de las nueve secuestradas el pasado 22 de diciembre y quienes se encuentran en manos de las autoridades migratorias.