•  |
  •  |
  • END

La Corte Suprema de Justicia resolvió ayer suspender de sus cargos sin goce de salario a los magistrados Ligia Rivas, Julia Selva y Alejandro Estrada, de la Sala Penal del Tribunal de Apelaciones de Granada, quienes absolvieron a 10 narcotraficantes y rebajaron penas a otros mediante las sentencias 39 y 40 en diciembre pasado.

Según la resolución de la Corte firmada ayer después del medio día, los magistrados suspendidos tienen tres días para enviar el informe sobre las resoluciones que dictaron en diciembre pasado y fueron denunciadas en los medios de comunicación.

“Corte cumple con promesa”

La resolución también fue comunicada a Recursos Humanos y al responsable de nómina de dicha institución para tomar las medidas correspondientes, expresó Roberto Larios, vocero de la CSJ.

La sentencia fue firmada por los magistrados Alba Luz Ramos, Yadira Centeno, Ligia Molina, Francisco Rosales, Juana Méndez, Armengol Cuadra, Marvin Aguilar y Rafael Solís.

“Con esto la Corte está confirmando los anuncios del 24 de diciembre, después de las publicaciones de las sentencias, donde se comprometió a investigar el caso”, expresó Larios.

El caso de Siuna

Mientras tanto, el juez de audiencia del distrito penal de Las Minas, Región Autónoma del Atlántico Norte, Fulgencio Velásquez Guzmán, reaccionó sorprendido ante el acuerdo que tomaron el martes pasado los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, de suspenderlo del cargo, junto al también juez de juicio de distrito penal, Victorino Estrada Flores, por señalamientos de aplicar justicia de manera confabulada para beneficiar a presuntos delincuentes y asesinos de esa zona.

Velásquez aseguró que oficialmente no le han notificado de la resolución, de la que se enteró por medio de EL NUEVO DIARIO, pero espera el contenido de la misma para conocer de lo que se le señala, y hacer uso de su derecho ante las instancias que establece la autoridad superior del sistema judicial.

Junto a los jueces propietarios de audiencia y de juicio de distrito penal, también fueron suspendidos los jueces suplentes de éstos, Pedro Pablo Suárez Martínez y Yeris Santiago González Torres, por actuar con ventaja en los juicios, ya que suelen convertirse en “juez y parte”, cuando representan a los acusados, según la denuncia.

Misionero denunció

El dedo en la llaga lo puso José del Carmen Moreno Lira, un misionero evangélico de esa zona, que cansado de la impunidad y del salvajismo, viajó de Las Minas a Managua a probar las irregularidades de los judiciales en los casos graves que conocen.

Uno de esos casos fue cuando el 8 de diciembre del recién finalizado año, el juez suplente Pedro Pablo Suárez Martínez puso en libertad a Juan Pastor Pineda Rodríguez, a quien se le acusó la comisión de delitos de asesinato y de abigeato, por no encontrar merito suficiente para admitir la acusación.

El defensor de Pineda, apellido con que se identifica una señalada banda en Las Minas, la que presumen que éste dirige, fue el juez suplente Yeris González Torres, demostró el denunciante.

Otra denuncia en el Cenidh

Habitantes de Siuna denunciaron ayer en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, que la banda de los hermanos Juan Pastor y Marco Antonio Pineda Rodríguez, tienen en su haber al menos 13 asesinatos y hasta una huesera donde queman a algunas de sus víctimas, pero que hasta el momento sólo han sido acusados por cuatro de éstos, e increíblemente el juez local no mira elementos de convicción para procesarlos y ya les dio libertad la primera vez.