•  |
  •  |
  • END

Las clínicas médicas ubicadas en la Corte Suprema de Justicia y en los Juzgados de Managua serán inspeccionadas en los próximos días, para verificar si su funcionamiento cumple las expectativas con las que fueron creadas, anunció ayer la presidenta de dicha institución, magistrada Alba Luz Ramos, a través de una nota de prensa de esa institución.

La apertura del proceso de revisión fue ordenado después que EL NUEVO DIARIO publicó los resultados de un Diagnóstico Situacional del Capital Humano del nivel central del Poder Judicial, que se concluyó en marzo de 2009, donde detallan que en dichas clínicas laboran 15 personas, que conforman una planilla mensual de 230 mil 734 córdobas.

Según el diagnóstico, existen una sicóloga laboral, siete médicos, tres odontólogos, dos enfermeras, una masajista y una secretaria; aunque la doctora Ramos expresó que actualmente ya no está laborando todo ese personal, ya que fueron eliminados unos “fantasmas” que sólo llegaban a retirar el salario.

Nueva masajista en Juzgados

EL NUEVO DIARIO realizó ayer un recorrido por las clínicas y constató que en el dispensario de los Juzgados de Managua estaba laborando una nueva masajista: Lucibel García, quien fue contratada hace tres meses. Es decir, ahora hay dos masajistas y no una como refleja el diagnóstico.

Una enfermera, Lili Odily Velásquez, informó que la otra masajista, Rosario Romero, andaba en consulta en su clínica previsional.

En la camilla de la diminuta clínica estaba una funcionaria del área de Tramitación Civil, quien prefirió el anonimato, y expresó que era la primera vez que le estaban dando un masaje, porque no tienen tiempo para asistir a una sesión debido a la recarga laboral.

Un juez que se masajea

Varios trabajadores consultados sobre la asistencia a la clínica, ya sea por emergencias médicas o por “estiramientos”, como calificó la doctora Ramos los masajes, afirmaron que no tienen tiempo, excepto algunos jueces del área penal, que sí admiten recibir masajes algunas veces, como el juez Cuarto Distrito Penal de Juicio, Jaime Alfonso Solís.

“Sé que hay médicos, pero no he hecho uso de ellos ni sé quiénes son. No sé cuánto gastan en el pago de ellos, lo que te puedo decir es que he hecho uso de la masajista seis o siete veces al año”, agregó el doctor Solís.

Especialistas atienden emergencias de primer orden

Mientras tanto, en la Clínica de la Corte Suprema de Justicia ayer sorpresivamente estaba todo el personal: tres médicos, una enfermera, una odontóloga y la secretaria. Por fuera atienden dos odontólogos más, aclaró el doctor Óscar Jirón, uno de los médicos que funge como director del lugar.

El doctor Jirón justificó que los odontólogos son necesarios porque el seguro social no cubre esta especialidad, y que ellos (médicos y enfermeras) atienden emergencias.

La doctora Natalia Mayorga afirmó que ella es anestesióloga, el doctor Ricardo Robleto señaló que es internista, y el doctor Jirón dijo que él es nada más el director, que coordina, es decir, no atiende pacientes.

Sindicatos apoyan revisión

Francisco Rocha, secretario general del sindicato Plaza España, expresó que es necesario hacer una revisión exhaustiva de las clínicas médicas del Poder Judicial, porque asegura que existen otras necesidades de primer orden de los trabajadores que deben ser atendidas.

“Como funcionario público cada uno tiene su seguro social obligatorio. Lo de las clínicas médicas es un beneficio administrativo que lo ofrece la institución. No está dentro del convenio colectivo la creación de las mismas, la verdad que con el tiempo y el apuro de los trabajadores es difícil acudir a esas clínicas, menos a masajes, pero también hay otros casos que se deben de revisar”, advirtió el sindicalista.

Según Rocha, lo que sí han solicitado como sindicalistas es la ubicación de botiquines médicos en diferentes áreas, para atender emergencias, pero hasta hoy no hay ninguno.

Clínicas: “Herencia de Martínez”

Según Ramos, “lo que se hará es un sondeo y una especie de auditoría para ver si, efectivamente, están cumpliendo con el objetivo para el cual fueron creadas, porque si en realidad atienden a tres personas por semana, creo que no estarían cumpliendo con los objetivos que hasta ahora me han informado que cumplen”.

La magistrada Ramos recordó que las clínicas médicas son parte de la administración liberal.

“Las clínicas fueron creadas durante la administración del doctor Manuel Martínez. Ahora lo que debemos analizar es si realmente son necesarias”, sostuvo la magistrada presidenta de la Corte, según la nota de prensa.

Algunos trabajadores de la Corte manifestaron que les da igual que cierren dichas clínicas.