Jasmina Escobar Sandino
  •  |
  •  |
  • END

Después de las publicaciones que realizó EL NUEVO DIARIO sobre la problemática en las áreas de emergencia de los distintos hospitales regionales del país, la ministra de Salud, Sonia Castro, se ha dado a la tarea de inspeccionar personalmente los centros asistenciales de Managua, para verificar el estado en que se encuentran.

Los expertos sanitarios consultados por este rotativo expresaron que la actitud tomada por la doctora Castro indica que como hace más de diez años ella no trabaja en el sistema público, desconoce por completo la situación hospitalaria.

“Esto es grave”, consideraron los especialistas, agregando que si por una noticia se hacen estas visitas, “quiere decir que las personas que ella tiene encargadas para vigilar y hacer supervisiones en los hospitales, no están trabajando”.

Desde el inicio de esta semana, la doctora Castro comenzó de manera sorpresiva un recorrido por los hospitales de Managua. Hasta la fecha, ya inspeccionó el “Antonio Lenín Fonseca”, el “Bertha Calderón”, el “Fernando Vélez Paiz” y el “Roberto Calderón”.

En dichas supervisiones les preguntaron a los pacientes y a sus familiares si los estaban atendiendo bien y si en la farmacia les brindaban con cariño la información sobre el medicamento solicitado.

“Atención primaria es deficiente”

No obstante, una vez más el Minsa no está tratando el problema de raíz, ya que, por ejemplo, una de las principales quejas de los pacientes es el largo tiempo de espera en las salas de emergencia, lo cual se debe a una saturación de usuarios de los servicios de salud, que bien podrían ser atendidos en la atención primaria.

“El problema de las emergencias no es por la atención secundaria o de los hospitales, al contrario, cuando dichas salas se recargan de gente, es porque la atención primaria es deficiente para atender las urgencias de la población”, explicaron los expertos.

Agregaron que la ciudadanía en general tiene una percepción errónea, al considerar que la mala atención en los hospitales es por la falta de profesionalismo por parte de los médicos o por la mala gerencia hospitalaria. En la mayoría de los centros de salud se trabaja de 8:00 am a 5:00 pm, sin embargo, la salud no tiene horario de oficina.

“Por eso es que la gente acude a los hospitales, donde están concentrados los especialistas, ya que los de los centros de salud no llegan a trabajar después de la cinco de la tarde, porque no hacen turno. Por ende, se acumulan los pacientes, y en las emergencias el médico mira casos que no son verdaderas emergencias, desatiende a las que sí lo son y el tiempo de espera es largo”, aclararon.

El Hospital “Alfonso Moncada Guillén” y algunos centros de salud de Nueva Segovia también están siendo supervisados por personal especializado del Minsa, que llegó de Managua a medir el estándar de calidad del servicio para los usuarios, según lo confirmó el doctor Francisco Reyes, director del Silais de ese departamento.

Además, se están inspeccionando el hospital de Chinandega y los centros de salud de ese departamento.

Faltan insumos y medicamentos

Luis Lindo, Director del Silais de Chinandega, aseguró que supervisan la limpieza, alimentación, medicinas e insumos médicos para atender a cientos de pacientes que diariamente visitan los centros asistenciales.

El funcionario dijo que a veces hay dificultades con los insumos, porque no hay en el país, y deben abastecerse del exterior.

En el Hospital España, muchos pacientes se quejaron por la falta de diazepam para las crisis de convulsiones, y en el Centro de Salud “José Rubí”, de El Viejo, no hay insulina.

En los próximos días estas supervisiones hospitalarias se extenderán a los otros centros regionales del país, como el de Estelí y la Región Autónoma Atlántico Sur, RAAS.


(Con la colaboración de Máximo Rugama, Leoncio Vanegas, Róger Olivas y Jesús Salgado)