•   La Haya  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Nicaragua rechazó hoy las medidas cautelares solicitadas por Costa Rica ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) y reclamó su derecho a dragar en la desembocadura del río San Juan, a lo que se opone Costa Rica.

"No tiene sentido que no se drague en la zona cerca de la desembocadura porque es como poner un tapón al río", declaró el embajador de Nicaragua en Holanda, Carlos José Argüello, a la salida del tribunal.

Nicaragua cerró hoy las audiencias celebradas en la Corte de la ONU para decidir sobre las medidas cautelares solicitadas por Costa Rica en su contra. San José reclamaba inicialmente la retirada inmediata de las tropas de Nicaragua del territorio cercano a la desembocadura del río San Juan, conocido como Isla Calero e isla Portillos.

También pedía la paralización de la construcción por parte de Nicaragua de un canal artificial - un simple drenaje de un cañón natural para Managua- que conecta el cauce del San Juan con la Laguna Portillos y que según San José ha causado daños medioambientales en territorio costarricense.

"Completo retroceso"
Managua resaltó hoy que las solicitudes iniciales de San José han sufrido "un completo retroceso" y ahora se limitan a que Nicaragua no drene en la desembocadura del río, lo cual el embajador Argüello calificó de "inaceptable".

Argüello, que encabezó la delegación nicaragüense, se mostró convencido de que la CIJ no concederá las medidas provisionales solicitadas e incluso consideró que "la misma Costa Rica lo descarta".

Explicó que el drenaje en el delta del San Juan es importante para que Nicaragua pueda impulsar el ecoturismo en esa zona y tenga una salida propia al mar, ya que hasta ahora solamente el río Colorado (una desviación del San Juan soberanía de Costa Rica) es navegable hasta el Caribe.

Precisó que San José ya no solicita la retirada de las tropas de Nicaragua de terreno costarricense porque "ni las hemos tenido ni pensamos tenerlas". Reconoció que hubo "un desplazamiento" militar para proteger a los trabajadores que realizaban los trabajos de drenaje, pero que fue algo "puntual". También descartó el interés de Nicaragua en realizar obras de "ampliación" del canal, a lo cual Costa Rica se negaría.

Nicaragua reiteró en la audiencia de hoy que "no hay nada fijado" en las inmediaciones de la desembocadura del San Juan situadas en la frontera de Costa Rica porque ese punto es susceptible de los cambios naturales que experimenta el río.

En referencia a la pregunta de uno de los jueces, que cuestionó a Nicaragua porque hasta ahora no había reclamado una nueva delimitación fronteriza en el delta, Argüello explicó ante la prensa que "ha sido una zona abandonada por Nicaragua y, sobre todo, por Costa Rica".

La CIJ se pronunciará "lo antes posible" sobre las medidas cautelares solicitadas por Costa Rica.