•  |
  •  |
  • END

Todo el territorio capitalino es vulnerable a un fuerte sismo, y los pobladores deben ser capacitados con metodologías que les permitan reaccionar de manera inteligente ante estos desastres de la naturaleza, consideraron miembros de la Defensa Civil del Ejército y de la Cruz Roja Nicaragüense (CRN).

El coronel Néstor Solís, jefe de la Defensa Civil de Managua, aseguró que toda la capital cuenta con puntos críticos ante un eventual sismo, por lo que su población debe contar con técnicas que le permitan una buena reacción ante estos fenómenos naturales. “A la hora de un sismo, las personas lo que tienen que hacer es autoprotegerse mientras esté temblando. Si es de día y comienza a temblar tienen que tirarse al suelo, adoptar una posición fetal, protegerse la cabeza, no colocarse debajo de ningún objeto que pueda caer fácilmente y esperar hasta que termine el sismo”, recomendó Solís.

La Cruz Roja Nicaragüense, en conjunto con el Sistema de Prevención, Atención y Mitigación de Desastres, Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Silais de Managua, Defensa Civil y Alcaldía de Managua, está desarrollando el proyecto Fortalecimiento de las Capacidades de Preparación y Respuesta ante Sismos en Áreas Urbanas del Distrito Cuatro de Managua, con el fin de capacitar a 40 mil habitantes de 12 barrios de este sector.

“Hombres y mujeres voluntarias de la Cruz Roja se han venido capacitando en el transcurso de las últimas décadas y tienen una alta capacidad de respuesta. Lo que ahora pretendemos --y a lo que está orientado el proyecto-- es el fortalecimiento de las capacidades en los barrios”, indicó Sandra Zúñiga, coordinadora del proyecto por parte de la Cruz Roja.