Ingrid Duarte
  •   GRANADA  |
  •  |
  •  |

El magistrado liberal Alejandro Estrada, miembro de la Sala Penal del Tribunal de Apelaciones de Granada, TAG, no quiso manifestar su posición respecto a la suspensión que sobre él resolvió la Corte Suprema de Justicia, por las narcoliberaciones aprobadas en diciembre.

Estrada respondió vía telefónica que buscáramos a la vocera del Tribunal, Marielena Campos, porque “ella es la encargada de atender a los medios de comunicación”.

El magistrado, junto a sus colegas Julia Marina Selva y Ligia Rivas Peña, en diciembre pasado ordenó la libertad de 10 sujetos condenados por narcotráfico y rebajaron la pena a otros, y a la fecha no ha querido brindar explicaciones.

Aire pesado
Quizá por el aire tenso que ayer se sentía en los pasillos del Tribunal, varios funcionarios del Poder Judicial consultados por EL NUEVO DIARIO no quisieron opinar sobre la decisión de la Corte, por considerarla una medida muy grave. Se limitaron a decir que los elementos que llevaron a los destituidos a dar el cuestionado fallo, deben analizarse en todo su contexto.

La presidenta de la Asociación de Jueces y Magistrados de Nicaragua, de la filial Granada y titular del Juzgado Local Civil, doctora Donají Meza, manifestó que la próxima semana divulgarán un pronunciamiento referente a la defenestración de los tres magistrados, que desde ayer están fuera de sus funciones.

“En este momento no queremos dar ningún tipo de declaraciones, porque la noticia está caliente y los miembros de Ajumanic todavía no nos hemos reunido para abordar el tema. Pensamos reunirnos este fin de semana”, aseguró Meza.

La vocera tampoco quiso hablar del caso, sólo señaló que por el momento el TAG está acéfalo, pero que en días siguientes nombrarán al nuevo presidente en el cargo que hasta hace poco mantenía la doctora Rivas.