elnuevodiario.com.ni
  •   SAN JOSÉ  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Políticos, analistas y editorialistas criticaron hoy declaraciones del canciller costarricense, René Castro, quien especuló con "reconsiderar posturas históricas" de ausencia de fuerzas de defensa, en el marco del conflicto limítrofe con Nicaragua.

"Yo creo que este camino no es el correcto. Costa Rica no debe irse por el guerrerismo. (...) Pensar en armarnos, en militarizarnos, creo es un error histórico", declaró el analista político Constantito Urcuyo.

Costa Rica carece de fuerzas armadas desde 1948, pero dispone de unidades policiales dotadas con fusiles de asalto, que fueron movilizadas desde octubre a la frontera en respuesta a lo que San José denuncia como una invasión seguida de un severo daño ambiental.

"Esas declaraciones minan el proceso diplomático que se lleva ante La Haya. La presidente se debe desmarcar de esa línea", comentó Juan Carlos Mendoza, líder parlamentario del centroizquierdista Partido Acción Ciudadana, primera oposición legisltiva.

Esta semana se desarrollaron en La Haya las audiencias en las que Costa Rica y Nicaragua ventilaron ante la Corte Internacional de Justicia el pleito por una minúscula isla fluvial de 2,5 km cuadrados y la deforestación de 2 hectáreas.

Desde allí Castro declaró que "ser pacifista está en el alma costarricense, pero fuerzas externas nos están obligando a reconsiderar posturas históricas". "No tenemos ni un sólo helicóptero artillado", se quejó Castro, quien sin embargo desestimó la creación de fuerzas armadas, y se inclinó por seguir el modelo panameño o incluso de los carabineros en Chile, unidades policiales que reciben entrenamiento militar, sostuvo. "De eso a un ejercito no hay mayor trecho. Poner a nuestra policía a jugar de soldados es ponerla de carne de cañon" replicó, contundente, Luis Fishman del Partido Unidad Social Cristiana.

Costo de fuerzas armadas
Castro también habló del costo. "Tendremos que invertir (en defensa) seriamente (...) Hicimos un estudio de lo que invierte América Latina, y en actividades similares invierte entre el 2 y el 4% del PBI".

Para el director del diario económico La República, Luis Alberto Muñoz, Costa Rica "no dispone" de recursos. "Y si los tuviesemos, las consecuencias de una guerra son mas destructivas de lo que se puede ganar".

Costa Rica afronta un creciente descalabro en sus cuentas públicas --el déficit supera el 5,3% del PIB-- y prepara una profunda reforma fiscal, con fuertes alzas en los tributos al consumo.

La guerra es "un negocio para los paises que venden armas. Los paises que las compran se empobrecen más y se matan entre si" escribió Muñoz en su editorial y agregó que la diplomacia costarricense debe "mantener la cabeza sobre los hombros y ver en nuestra convicción de pacifismo una fortaleza moral".

Frente a esta andanada de críticas, la presidenta Laura Chinchilla salió en defensa de su ministro y advirtió: "Como ha manifestado el señor canciller, no podemos llevar nuestra tradición pacifista a un extremo tal que nos neguemos la necesidad de proteger nuestra soberanía e integridad territorial".

"Estaremos mejor preparados para defendernos nosotros mismos"
En una respuesta por escrito a preguntas sobre el tema del diario La Nación, Chichilla advirtió que "estaremos mejor preparados para defendernos nosotros mismos y para evitar otras invasiones.

Esta semana Chinchilla había anunciado la creación de una policía de fronteras, que comenzará a operar en marzo. Esa fuerza vendría a ocupar el papel de una similar que fue eliminada por el anterior presidente, premio Nóbel de la Paz y compañero de partido de Chinchilla, Oscar Arias.

Los primeros 165 efectivos de esta tropa, se informó oficialmente, ya están entrenando en la escuela de policía ubicada en El Murciélago, cerca de la frontera con Nicaragua y los instructores son costarricenses capacitados previamente en Estados Unidos, dijo el ministro de Seguridad, José Tijerino.

El funcionario también había revelado que se construye cerca de la zona del conflicto un sistema de defensa que incluye varios helipuertos y advirtió que "el gobierno está decidido a defender la integridad territorial. No escatimaremos esfuerzos en la defensa de la soberanía".