•  |
  •  |
  • END

Fiel a su promesa de pedir la condena internacional contra Nicaragua, el canciller de Costa Rica, René Castro, inició gestiones de cabildeo en Europa con el objetivo de buscar más apoyo entre la comunidad internacional contra la administración de Managua y de intentar afectar cualquier tipo de cooperación hacia el gobierno del presidente Daniel Ortega.

Castro explicó la semana anterior, antes de partir hacia Holanda, donde se ubica la Corte Internacional de Justicia, que el objetivo de las visitas a distintos puntos geográficos europeos era para dar a conocer al mundo la postura agresiva e intervencionista de Nicaragua y que no descartaba, en su ofensiva diplomática, pedir que se suspendiera la cooperación con este país.

“Uno de los objetivos fundamentales es asegurarse que el resultado de la Corte de La Haya sea acatado y que haya plena información en el mayor número de miembros de la comunidad internacional, incluida Europa, de cuál es el proceso en el que estamos y por qué hemos elegido esta vía”, explicó el Canciller antes de partir a Holanda, la semana pasada.

Boicot entre sus objetivos

“Restricción de la ayuda, efectivamente es uno de los elementos para el país que no cumpla con las obligaciones de los organismos internacionales que nosotros usaremos como parte del derecho internacional, pidiendo que se indique la insatisfacción y la molestia de ese incumplimiento”, respondió el diplomático a consulta de la prensa.

Ayer, sin embargo, el jefe de la diplomacia tica fue más prudente y no quiso adelantar las estrategias de su gira, solo reconfirmó que visitaría gobiernos, organizaciones de la sociedad civil, agencias de cooperación y grupos ambientalistas.

No se descarta que entre los posibles destinos de Castro estén miembros del Consejo de Seguridad como Inglaterra, Rusia y Francia. “Si algún país no nos ha puesto suficiente atención, pues vamos y lo visitamos” y “si alguno nos ha dado la atención en una dirección, y ahora creemos que puede ampliar la perspectiva, pues también lo estaremos visitando”, advirtió previo a la gira el canciller antes del comienzo de la audiencia inicial del juicio, que principió esta semana ante la CIJ.

Avalancha de críticas por lo del Ejército

Castro es objeto de severas críticas en su país luego de decir en Holanda que San José valoraba cambiar la tradición civil por la conformación de una estructura militar como la de Panamá o Chile.

Según medios costarricenses, un amplio rechazo de diferentes sectores ticos provocaron las declaraciones de Castro, quien se pronunció a favor de dotar a su país de una moderna fuerza militar de fronteras, después de más de 60 años de la abolición del ejército.

“Estamos de acuerdo en profesionalizar una policía civilista, pero totalmente en contra de una figura como la que el canciller dibuja”, declaró Juan Carlos Mendoza, jefe de fracción del opositor Partido Acción Ciudadana (PAC).

En declaraciones publicadas ayer viernes por el diario La Nación, dijo que la postura del ministro de Relaciones Exteriores mina el proceso diplomático llevado a cabo en La Haya en torno al diferendo con Nicaragua sobre el río San Juan.

Luis Fishman, del Partido Unidad Social Cristiana, manifestó también su desacuerdo con lo planteado por el canciller. “De eso a un ejército no hay mayor trecho”, declaró.

Los analistas políticos Constantino Urcuyo y Luis Guillermo Solís calificaron de desafortunadas las declaraciones de René Castro, en especial en este momento. A través de las redes sociales, cientos de costarricenses consideraron ofensivo que el canciller sugiera al país abandonar posturas históricas.

Las preguntas a Nicaragua

Del mismo modo, Costa Rica aclaró por medio de su embajador ante La Haya, Jorge Urbina, que las preguntas planteadas por tres jueces de la Corte, no deben ser tomadas “como un signo en un sentido o en otro, porque precisamente las respuesta que dé Nicaragua serán las que abonen una tesis u otra”.

Las preguntas son estas. Por parte del juez Bruno Simma, de Alemania:

1. “Antes de comenzar la audiencia del 11 de enero de 2011, ¿notificó en algún momento Nicaragua, o intentó notificar a Costa Rica de su pretensión de que el curso de la frontera no sigue el que está documentado en todos los mapas existentes - incluyendo los nicaragüenses - sino que “alcanza el río propio por el primer canal que encuentra” (citando al primer laudo Alexander de 1897) siendo esta cláusula interpretada como referente al “Caño Harbour Head”?”.

2. “Considerando los cambios físicos en el área del delta del río San Juan ya conocidos en el tiempo de los laudos Cleveland y Alexander, ¿por qué Nicaragua no ha hecho nunca, en el siglo pasado más o menos, un intento por negociar un nuevo curso de la frontera, o por lo menos de cambiar sus mapas?”

3. “El proyecto de dragado concerniente al río San Juan se relaciona con un ambiente compartido. En vista de esto, ¿por qué el Estudio de Impacto Ambiental nicaragüense preparado a partir de 2006 y el permiso del Ministerio del Ambiente de diciembre de 2008 para el proyecto de dragado del San Juan, así como la extensión del permiso a la limpieza del “caño”, no fueron comunicados nunca a Costa Rica?”

El otro juez que preguntó a Nicaragua fue Mohamed Bennouna, de Marruecos:

1. “¿Emprende actualmente Nicaragua trabajos en el canal llamado primer caño entendiendo por eso aquellas obras relativas a construcción o ampliación de ese canal, a la tala de árboles, a la remoción de vegetación sobre el terreno, o al vertimiento de sedimentos?”.


2. “¿Mantiene Nicaragua sobre la porción de territorio denominada Isla Portillos tropas del ejército o agentes de cualquier otra índole?”.

3. “¿Se compromete Nicaragua a no emprender tales trabajos ni enviar a sus tropas u otros agentes, mientras que la Corte rinde su sentencia sobre el fondo del asunto?”

Y finalmente el juez Christopher Greenwood, de Reino Unido:

1. “¿En qué fecha formó por primera vez Nicaragua la opinión de que lo que ha descrito como el primer caño era la frontera entre ella y Costa Rica, según el primer Laudo Alexander?”.

2. “¿Notificó a Costa Rica de esa opinión? Si así fue, ¿cuándo y por qué medio lo hizo?”.

Nicaragua tiene hasta el 18 de enero para responder las preguntas por escrito al tribunal.

Ejército nica no se inmuta

El comandante en jefe del Ejército de Nicaragua, general Julio César Avilés, confirmó la denuncia de que en Costa Rica hay grupos particulares interesados en que el conflicto con Nicaragua, se profundice, para sacar ventaja desde todos los ángulos posibles, advirtió en Estelí.

Avilés dijo que el Ejército de Nicaragua, dentro del marco que le permiten las leyes nacionales y sin hacer alarde, cumplirá su misión rutinaria de defensa de la soberanía nacional en todo su territorio, incluyendo la zona de Río San Juan.

En cuanto a las acciones que Costa Rica ha señalado, en el sentido de a incrementar sus fuerzas policiales y transformarlas en fuerzas élites, Avilés señaló que cada país tiene derecho a tomar las medidas que considere conveniente, siempre y cuanto no se afecte a los demás ni haya desproporción en los ejércitos del área centroamericana “porque de lo contrario se violentarían los acuerdos regionales que en esa materia se han suscrito”.

“Nosotros nunca vamos a sonar tambores o hacer alarde de algo, porque eso no es agradable al oído de nadie ni para la inversión nacional o extranjera”, dijo.

(Colaboración de Máximo Rugama)
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus