•  |
  •  |
  • END

Con éxito se llevó a cabo la Feria de Adopción Animal, organizada por la Fundación Amarte, con el objetivo de que las personas pudieran conocer un poco de la vida de animales abandonados y luego pudieran adoptarlos.

En Nicaragua, ya se aprobó la Ley de Protección y Bienestar Animal, que tiene como objetivo principal el compromiso de la población para el manejo responsable de los animales. Esta feria, según sus organizadores, es uno de los pasos para que la población se haga responsable del cuidado de estos animales abandonados y maltratados por sus dueños.

“La idea principal de esta feria es sensibilizar a la gente sobre estos animalitos. Hemos rescatado y rehabilitados a más de 500 perros, y ya hemos dado en adopción a más de 350. Este año esperamos aumentar la cifra”, dijo Enrique Rimbaud, presidente de la Fundación Amarte.

Los que adoptaron
Douglas Marenco fue uno de los primeros en llegar a la feria montada en Metrocentro a partir de la una de la tarde de ayer. “Los animales son seres vivos, creados por Dios, es cruel maltratarlos y abandonarlos”, dijo, mientras gestionaba la adopción de un perro.

El presidente de la Fundación “Perros Desprotegidos”, que forman parte de Amarte y que trabajan en el rescate de perros callejeros, Juan Caldera, dijo que la organización rescató el año pasado a 27 canes que estaban en situación precaria.

“Actualmente tenemos el caso de un perro de la raza Pitbull, que era utilizado como perro de pelea, pero debido a su edad, los dueños lo abandonaron y lo encontramos en malas condiciones, con heridas abiertas en todo su cuerpo. Ahora es un perro cariñoso que busca un hogar”, señaló.

“Creemos que la gente no debe comprar un perro de raza en las calles, debe abocarse a nosotros, le sale mejor adoptarlo, es una contribución más humana”, aconsejó Tatiana Cedeño, de la Fundación Amor Animal.

Para adoptar un animal, los organizadores sólo pusieron como condición la disposición del aspirante para cuidarlo. Llenaban un formato de adopción, hacían una corta entrevista con el veterinario y cedían un donativo ya sea en efectivo o en especie (medicina o alimentos) para los hogares sustitutos de animales.