•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El gobierno de Nicaragua espera que en la reunión que mantiene hoy con autoridades de Costa Rica en la ciudad de Cuernavaca, centro de México, coordinada por Guatemala y México, "se logre alcanzar la solución amistosa" sobre el litigio fronterizo que enfrenta a ambos países desde octubre del año pasado.

La portavoz y primera dama nicaragüense, Rosario Murillo, afirmó esta mañana a través de medios oficiales que el Gobierno de Daniel Ortega espera que esa "solución sea producto de ese diálogo incondicional a la que Nicaragua" ha apostado desde un inicio. "Nosotros siempre hemos favorecido e insistido en el diálogo entre nuestros Gobiernos y pueblos como la manera más civilizada, culta y correcta de encontrar las soluciones a estos desencuentros que hemos tenido en los últimos meses", sostuvo Murillo.

La funcionaria confirmó que la instalación de la primera reunión entre Costa Rica y Nicaragua, "con la facilitación" de Guatemala y México, se realiza en la ciudad de Cuernavaca, la capital del estado de Morelos, situada a unos 90 kilómetros al sur de Ciudad de México. "La sesión inaugural ya culminó y ya ambas delegaciones se encuentran en sus salas respectivas para empezar el proceso de diálogo que se estará llevando a cabo durante todo el día", agregó. Murillo declaró que a esas sesiones de trabajo se podrían incorporar eventualmente otros países latinoamericanos y caribeños como parte del "equipo de facilitadores".

Denis Moncada representa a Nicaragua
La delegación de Nicaragua la encabeza el embajador de Managua ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Denis Moncada, y la de Costa Rica la dirige Melvin Sáenz, embajador de ese país designado en Nicaragua. Por parte de México, al frente de la facilitación está su titular de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa, mientras que el canciller Haroldo Rodas representa a Guatemala. Además, asiste a la reunión el subsecretario de Relaciones Exteriores mexicano para América Latina y el Caribe, Rubén Beltrán.

El pasado 14 de diciembre, Costa Rica y Nicaragua aceptaron la propuesta de facilitación para el diálogo de los Gobiernos de Guatemala y México, realizada en el marco de la Cumbre de Jefes de Estado del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), celebrada en la isla San Pedro de Belice.

Los dos países mantienen desde octubre pasado una agria disputa de límites en su zona limítrofe. Costa Rica acusó a Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por una supuesta violación a su soberanía territorial, por mantener soldados en una zona que San José considera territorio costarricense, mientras que Managua sostiene que el área es nicaragüense.

Nicaragua mantiene que tropas no han invadido suelo tico
La semana pasada, Nicaragua mantuvo ante la CIJ que sus tropas nunca han invadido el terreno costarricense y que el conflicto que le enfrenta con Costa Rica es de naturaleza fronteriza. Por su parte, Costa Rica consideró "inaceptable y ofensivo" lo que ve como una pretensión de Nicaragua para modificar artificialmente la frontera entre ambos países con la construcción de un canal, a cambio de una indemnización por daños al medio ambiente.

El área que centra la controversia está comprendida entre los ríos San Juan y Colorado, donde Nicaragua está dragando un canal que une el cauce del río San Juan con la laguna Portillos, que da al mar Caribe.

Nicaragua considera que ese dragado recupera uno de los cañones que unen el río con la laguna y lo único que quiere Managua es hacer navegable ese canal, dándole "un metro más de profundidad".