•  |
  •  |
  • END

El cierre de medios y radioperiódicos; la administración del pastel publicitario por los secretarios políticos; y premiar con la publicidad únicamente a medios afines al gobierno, forman parte de los abusos cometidos con la publicidad gubernamental en los medios locales, según destacaron periodistas y empresarios locales. Una práctica en abierta violación a la Declaración de Chapultepec, documento que el mismo presidente Daniel Ortega suscribió antes de llegar al poder.

Ahora, la negativa de entrega de publicidad gubernamental es un método sutil, pero que afecta la libertad de expresión. Se trata de una manera de condicionar el funcionamiento de los medios y de asfixiarlos económicamente cuando no transigen con las posiciones de gobierno. Esta situación la sufren medios locales de occidente, suroriente y norte de Nicaragua.

Cierre de medios locales

Gilma Rodríguez, periodista de reconocida trayectoria sandinista en Ocotal, y ex vicealcaldesa, señaló que en mayo (2010) se vio obligada a perder la frecuencia del Canal 9, Tele Segovia, que le había otorgado la empresa de cable local por dos razones: recesión económica en el pequeño comercio, principal anunciante en los medios locales; y por retransmitir el programa Esta Semana del periodista Carlos Fernando Chamorro. La última causa incidió en el retiro de la publicidad oficial.

“Yo estoy segura que fue también por eso, por pasar el programa de Carlos Fernando, eso no les gustó a los dirigentes. Aunque ahora sigo pasando algunos reportajes en mi revista Recogiendo aquí pepenando allá, que se transmite por el Canal 25”, dijo.

En Jinotepe, también algunos espacios que se han caracterizado por no hacer concesiones al discurso oficial, han tenido que cerrar debido al retiro de publicidad gubernamental.

“Éstos eran espacios que tradicionalmente dependían de la publicidad del gobierno, Radio Eco Estéreo, se cerró hace ocho meses; era de un colectivo de periodistas de los que formaban parte Henry Gómez Blas, Daniel Hernández; y un pastor que tenía un noticiero”, confirmó Ramón Mercedes Cabrera, vinculado con la radiodifusión en Carazo.

Añadió que a la lista de espacios cerrados se suman: Mundo Noticias de Alberto Cano, en Radio Estéreo Romance; y además el noticiero Revolución en Marcha, de Radio Solidaridad en San Marcos. “Colapsaron por la misma circunstancia, aun siendo sandinistas”, agregó Cabrera.

“Comisarios políticos” deciden dónde pautar
Los secretarios políticos del FSLN fueron señalados por periodistas, propietarios de medios y dirigentes gremiales de ser quienes otorgan o retiran publicidad gubernamental.

Los consultados afirmaron que los personeros del partido de gobierno tienen más poder para decidir sobre la publicidad que los mismos delegados de los ministerios.

En un informe de 2007, de la Contraloría General de la República en relación con el presupuesto del Marena, se pudo observar que no hay recursos para publicidad y propaganda.

Una realidad que no ha cambiado, según el Presidente del Colegio de Periodistas de Estelí, Nadir Espinoza. “Por eso le comentaba que los funcionarios ni siquiera gozan de un presupuesto para publicidad. Los delegados quieren anunciarse pero no les aprueban recursos,” señaló.

En Chinandega, el “Chino Pastora”, secretario político, es quien decide en relación al paquete publicitario. Según Carol Munguía, Presidenta del Colegio de Periodista de este municipio, la publicidad gubernamental es manejada por el “comisario político”, como suelen llamarle.

“El comisario político prácticamente otorga el paquete publicitario a sus allegados, a las personas que están concentradas en programas de radios”, dijo Munguía. “El turco”, Haitham Shihab, propietario de Canal 29, confirmó las afirmaciones de Munguía: “Toda la publicidad gubernamental se maneja a través de secretario político. No hay forma de tener publicidad sin el aval político”.

La administración de Rivas Visión, ha enviado a periodistas para persuadir a los secretarios políticos sobre la importancia de que el gobierno se paute en este canal local, sin lograrlo a la fecha.

A pesar de que este canal es manejado por el hijo del diputado Alejandro Ruiz, aliado del partido de gobierno, su subdirector, Edwin Gutiérrez, sostiene que “hasta el momento los esfuerzos con los secretarios políticos han sido nulos”.

Para Carlos Sánchez, periodista de León, los secretarios políticos son simples ejecutores, “porque la publicidad ya viene centralizada y con el visto bueno de la Secretaria de Comunicación, Rosario Murillo” añadió.

Periodistas enplanillados

Ramón Mercedes Cabrera, Director del Noticiero Noti Sur, en Jinotepe, afirmó que ante la falta de publicidad gubernamental, un grupo de periodistas “y hasta locutores”, cada mes pasa retirando su cuota económica en el departamental del Frente Sandinista en Carazo. Un hecho que lejos de cuestionar, Cabrera lo ve como una acción “solidaria” del partido de gobierno.

“El Frente Sandinista en el departamento de Carazo, viendo la problemática que pasamos, nos mantiene una cuota económica a todos los periodistas, y todos los 40 periodistas que hay acuden a recibir su apoyo económico en el departamental del Frente; hay unos que reciben sin hacer nada, se los dan evidentemente gratis sin tener espacio. Es una cuota entre 1,500 y 2,000 córdobas”, afirmó.

Esta misma situación se repite también en Estelí, Rivas, Chinandega y León, sobre todo en los llamados Foros de Periodistas Sandinistas según afirmaron algunos dirigentes gremiales.

Inequidad en pastel publicitario

Otro de los malestares con la publicidad gubernamental ha sido su otorgamiento de manera inequitativa, favoreciendo principalmente aquellos medios que han asumido el rol de defensores de la gestión del presidente Ortega.

David Rodríguez, Director de Canal 25 de Ocotal, cuestionó la forma que Canal 9 tiene prácticamente concentrada la publicidad gubernamental.

Según el empresario segoviano, este beneficio obedece a que su contraparte abiertamente ha asumido un papel a favor del gobierno.

Carlos Hernández, periodista de Canal 9 desmintió este señalamiento asegurando: “Aquí viene todo mundo, incluso aquí vino el embajador Robert Callaham. De parte del canal te puedo decir que estoy contento por la publicidad, a lo mejor ellos no reciben porque le vuelan reata al gobierno, y a lo mejor es por eso”.

El director de Radio Volcán, Silvio Marenco, lamentó la cero publicidad gubernamental en el medio que dirige, y cuestionó su concentración en los medios afines del gobierno, tanto en Managua como en la “Gran Sultana”.

Medios discriminados

Juan José Toruño, de Radio Darío, condenó la inequidad publicitaria y la concentración que ha habido en pocos medios en León. Adujo que el retiro de la publicidad gubernamental obedece porque han rechazado el control del contenido en su oferta informativa. La cero publicidad oficial en este medio ha provocado la reducción de la programación y del personal.

William Solís Villagra, periodista y propietario de Tele Norte, de Estelí, formuló el siguiente planteamiento al gobierno: ¿Por qué si su canal es el de mayor audiencia en Estelí, la publicidad gubernamental ha sido esporádica sólo para campaña publicitaria?
El sacerdote Rafael Aragón, Director de Radio Veritas, en Chinandega, también lamentó el desbalance con que se distribuye la publicidad gubernamental. “Este medio, de no ser por la solidaridad internacional, ya hubiera cerrado a pesar de ser sandinista, lo que pasa es su línea crítica, señaló.

Organismo exigen transparencia

Las pautaciones esporádicas de publicidad gubernamental en algunos medios y radioperiódicos, obedece fundamentalmente a que los organismos internacionales que financian estas campañas, exigen a las instituciones y a los ministerios efectividad en los mensajes de los grupos metas y transparencia en los recursos, señalaron directores de espacios informativos.

“Es decir, que estas pautas en los medios locales ha sido por compromiso de las instituciones con los organismos, no es publicidad vía Presupuesto General de la República”, destacó Ramón Villarreal, Director del radioperiódico El Rivense.

Hay que fijar criterios

De acuerdo con los periodistas, dirigentes de gremios y empresarios de medios locales, un marco jurídico pondría fin a las prácticas viciadas sobre el otorgamiento de publicidad oficial que han venido realizando los gobiernos.

“Yo creo que debería existir una ley que regule la entrega de publicidad de las instituciones del Estado a los periodistas, pero esto no significa que el periodista debe ser sumiso; que el gobierno no le diga al periodista: ‘Te voy a dar tanta cantidad, pero quiero que siempre me echen flores’”, señaló Johannes Noguera, periodista de Jinotepe.

Algunos razonaron que no se trata de más leyes, sino de voluntad política para que la publicidad gubernamental sea equitativa, tanto en los medios de la capital como en los medios locales.

“¿Y vos creés que el clavo le va dar al martillo?, es muy difícil. Si no hay una ley para que la empresa privada nos dé publicidad, menos que el Estado.” destacó el dirigente Pedro Vindell, periodista de Granada.

Una de las primeras voces autorizadas en el tema que planteó una ley sobre publicidad gubernamental fue el comunicólogo Guillermo Rothschuh Villanueva. En su texto Sabático afirma que “con un logro de esta magnitud se rompería con tradición nefasta, en donde la discrecionalidad y los abusos de los gobiernos ha sido la norma”.

Con todo lo señalado, una de las principales preocupaciones de los organismos gremiales debe ser interesarse por una ley que norme la entrega de la publicidad gubernamental, para terminar de una vez por todas con los abusos y discrecionalidades cometidas por los distintos gobiernos. ¿Cuál de las dos organizaciones más importantes --la UPN y la APN-- dará el primer paso?
Debido a su reticencia por emprender iniciativas de esta naturaleza, los jóvenes graduados en las universidades no muestran interés alguno por agremiarse. Si no luchan por sus intereses, ¿qué sentido tiene pertenecer al Colegio, a la UPN y a la APN? Ninguno.


* Colaboración. Investigador en Medios de Comunicación Social.