•  |
  •  |
  • END

Cuando a Wilfredo Blanco Hernández lo chocaron en la tarde del 24 de diciembre de 2007, jamás pensó que el incidente, además de amargarle la celebración de Nochebuena, le obligaría a circular más de dos meses con su auto abollado; máxime cuando el conductor del otro vehículo involucrado le mostró que tenía vigente el Seguro de Daños a Terceros del Instituto Nicaragüense de Seguros y Reaseguros (Iniser).

Su sorpresa fue que cuando llegó a la aseguradora estatal a reclamar la reparación de su auto Toyota Yaris, rojo, de 2006, le indicaron que el documento que le respaldaba, es decir la póliza, era falsa, y esa broma le podría costar entre 26 mil y 29 mil córdobas.

“Me dijeron que el documento original que respaldaba cualquier incidente se había vencido hacía más de un año, y que el que yo portaba no tenía validez, que era una póliza falsificada, y desde entonces estoy esperando que me respondan, porque no es posible que me dejen en el aire”, dijo Blanco ayer.

Su caso, al igual que el de Marta Regina Gaitán, no es parte de los seis que reportó la auditoría interna de Iniser a la Contraloría, y ahora no se trata de accidentes “fantasmas” sino de falsificación de constancias de pólizas.

Policía hizo expediente

La colisión que se dio la tarde de 24 de diciembre de 2007, chopeó la parte de derecha del Yaris de Blanco, placas M 000171. “Yo iba pasando cuando el Hyundai que estaba parqueado a la derecha, abrió la puerta para bajar unas cajas de cerveza y chimó todo el carro”, relata el afectado.

La Policía de Tránsito del Distrito Cuatro levantó el dibujo del accidente y determinó que el Hyundai plateado, placas Ch 09144, que era manejado por Reynaldo José Pérez, era el responsable del accidente y que por tanto debía responder.

El seguro de la Póliza falsa está a nombre de Norma Elena Montealegre Gómez, originaria de Chinandega. De acuerdo con la página web del Consejo Supremo Electoral (CSE), en ese departamento existe en el padrón una persona con ese nombre con cédula 081-161263-0004J, cuyo centro de votación es la escuela Santa María de la Merced, ubicada en la Colonia “Narciso Zepeda”, en el municipio de El Viejo.

No se sabe qué hacía Reynaldo José Pérez en el vehículo de doña Norma Elena. A él lo buscamos ayer en un negocio que tiene cerca de los semáforos de Rubenia, en Managua, pero no se encontraba. La póliza falsa le permitió circular libremente sin seguro por más de un año, y librarse de responder ante la aseguradora por el accidente y los daños causados al auto de Wilfredo Blanco.

“Como mi carro tenía garantía, me fui a Autonica y Casa Pellas a cotizar el costo de la reparación, ya con los presupuestos en mano me vine a Iniser a reclamar, y me salen con el asunto de que el documento había caducado en octubre de 2007, y que el que traía yo era falso, y que, por tanto, no se hacen responsables”, indicó Blanco.

Aseguradora no denuncia

Cuenta que al enterarse de la noticia se dirigió a la Policía Nacional a interponer la denuncia, en compañía de Rafael Hernández, quien trabaja en la Dirección Jurídica del Iniser.

“Le indiqué que también pusiera su denuncia, pero sólo me acompañó, no interpuso ninguna denuncia en nombre de la empresa que es la que está siendo utilizada para las estafas, y es la fecha y no lo han hecho”, dijo Blanco.

“La verdad es que en Iniser tengo más de dos meses de estar en lucha para que alguien responda por esto, y nadie hace nada, y no es posible que en Nicaragua haya centenares de personas con documentos falsos y que nos estén afectando, porque somos clientes de esta institución. Yo pagué mi seguro en esta institución”, agregó alterado Blanco.

Ayer acompañamos a Blanco hasta las oficinas del Iniser. Ahí pidió que lo atendiera Marcelino Guido, quien es superior de Rafael Hernández, pero su visita tampoco dio frutos. Más bien los funcionarios del área legal de la aseguradora estatal, al enterarse de que EL NUEVO DIARIO se encontraba en el sitio, ordenaron quitar la cámara de nuestro reportero gráfico Xavier Castro y nos ordenaron que saliéramos del lugar.

Desde que estalló el escándalo de los accidentes fantasmas, este rotativo ha insistido en conversar con el titular del Iniser, Eduardo Halleslevens, pero ha sido imposible que nos brinde una entrevista, pues ha indicado que se pronunciará hasta que la Contraloría brinde los resultados de una auditoría solicitada por él mismo.

Agregó que él podría reparar su vehículo, pero si lo hace, después un juez penal no va a tener a la vista los daños del auto y perdería el caso.

Policía sigue investigando

Ayer intentamos conocer más detalles de las investigaciones que viene desarrollando la Policía en todo Tránsito Nacional, pero no fue posible. El portavoz de esa entidad, comisionado mayor Alonso Sevilla, dijo que las averiguaciones avanzan, y que cuando tengan identificados a los responsables brindarán toda la información.

En días pasados, la directora general de la Policía Nacional explícitamente manifestó que esa institución ha venido haciendo todo un trabajo alrededor de estas situaciones en el país; que dicha investigación sigue su curso, y que ante cualquier ilícito o violación administrativa que se llegue a comprobar, se van a tomar las medidas como se ha venido haciendo en casos anteriores, por lo tanto las resultas de todo este proceso se estarán informando en su momento.

Referente a las comunicaciones enviadas por el presidente ejecutivo del Iniser (en donde incrimina a un jefe policial sobre el presunto fraude con un negocio en Puerto Cabezas), ese es un derecho que le asiste. La Contraloría General de la República hace su trabajo, y como institución responsable, la Policía Nacional considerará en su investigación todo aporte a la investigación que venga de otras instituciones”, dice una comunicación enviada por Sevilla.