•  |
  •  |
  • END

Una comisión técnica conformada por expertos del Ejército de Nicaragua, Dirección General de Bomberos, MTI, Policía, algunos pobladores que fungen como coordinadores de los beneficiados y autoridades del Invur, visitaron tres de los cuatro edificios que en todo este año serán demolidos.

El objetivo es revisar las condiciones de cada uno de ellos y así determinar el sistema que se utilizará para destruirlos.

Yadira Mayorga es una de los ocho coordinadores que velan por los intereses de los habitantes de los escombros, señala que este grupo que dialoga con el Invur se conformó hace cuatro años cuando comenzó a desarrollarse la idea de trasladarlos a un lugar más seguro.

Mayorga es una de las habitantes más antiguas del lugar, pues tiene 27 años de vivir en los escombros. Cuenta que durante ese tiempo ha pasado preocupaciones y experiencias muy duras, debido al mal estado de las estructuras. “Las experiencias fueron muy difíciles, desgarradoras a veces. Recuerdo que cuando había temblores fuertes teníamos que salir con nuestros hijos; a veces pasamos días o semanas durmiendo en las calles, porque los temblores movían todo el edificio, y si es cuando había fuertes lluvias, llegaba la gente a la comisión y decía: ‘Ayúdenos, se nos está cayendo una pared’”, precisó Mayorga.

Preparan censo

En cuanto a algunas familias que se rehúsan a abandonar los edificios, Mayorga indicó que el Invur elaboró un censo, y aunque afirmó que inicialmente no querían irse terminaron aceptando.

Para evitar que nuevas familias se lleguen a asentar es que las autoridades del Invur con el MTI, bomberos y Ejército, cumplen una orden del gobierno de demoler los edificios.

El teniente coronel Vinicio Chavarría, jefe de operaciones del cuerpo de ingenieros del Ejército, refirió que “venimos a ver qué es lo que vamos a necesitar para la demolición de los edificios, esto en conjunto con el MTI y Defensa Civil del Ejército”.

Asimismo, aseguró que aún no se ha decidido la cantidad de ingenieros que participarán en la demolición, pero que no todo el trabajo recae en ellos, porque hay varias instituciones involucradas. Sinapred e Invur serán los responsables de trasladar a las cien familias hacia su nuevo hogar, “Villa la Concha”, en Ciudad Sandino.

Cada vivienda de los afectados tiene un área de 42.3 metros cuadrados, y para acondicionarla mejor, los beneficiados arborizarán el lugar.

Por su parte, el subcomandante Javier Amaya, de la DGB, señaló que esta institución será la encargada de proporcionar un grupo de especialistas en estructuras colapsadas, los cuales están adiestrados en corte y penetración de este tipo de edificios.

De igual manera, agregó que dispondrán de varias ambulancias por si llegara a presentarse alguna emergencia.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus