•  |
  •  |
  • END

Los cambios bruscos de temperaturas que han azotado al país en los últimos días, dieron pase a que en la capital se incrementaran algunas enfermedades como la diarrea, cuyo mal afecta sobre todo a los niños, ya que pertenecen al sector más vulnerable de la sociedad. Asimismo, la población ha demandado los servicios de consulta externa por incidencia de las Infecciones Respiratorias Agudas, IRAS.

El director del Hospital Manuel de Jesús Rivera, “La Mascota”, doctor Gerardo Mejía, explicó que en dicho centro hospitalario no se ha incrementado el número de casos de IRAS, no así, con las afecciones por diarreas, por la que en los primeros días del año estuvieron 38 pacientitos internados. Aunque aclaró que el número de consultas por IRAS supera al número de atención por diarreas, sólo que las primeras no ameritan hospitalización.

“De respiratorias no hemos tenido ningún aumento en el hospital. Hasta hoy tenemos 55 pacientes hospitalizados; es el número que manejamos de manera regular. Las diarreas hasta la fecha han bajado el número de afectados, tenemos 18, sin embargo, en las primeras semanas de enero, sí tuvimos elevada la cantidad de pacientes con diarrea, llegamos a tener hasta 38 hospitalizados”, reiteró el doctor Mejía.

Sin embargo, “es importante aclarar, que hay más consultas por problemas respiratorios que por diarrea. Lo que estamos hablando es que en relación con el año pasado, hay un incremento de diarrea en esta época”, agregó.

Recomendaciones

Consideró que esta cifra refleja que en Managua se ha disparado la diarrea, lo cual es propio de la época, puesto que hay mucho viento y polvo, y estas condiciones son propicias para que se propaguen con facilidad las IRAS y las diarreas.

Recordó que, en el caso de la diarrea, el lavado de manos es vital: antes de preparar los alimentos, de hacerle la pacha al niño, después de cambiarle el pañal, de recoger la basura, de ir al inodoro. “Es importante que la gente se lave las manos”.

“No se debe automedicar a los pacientes. En el caso de la diarrea, es común que la gente se automedique antibióticos, se van a la farmacia y empiezan a comprar amoxicilina. El antibiótico sobre la diarrea puede ser perjudicial, ya que puede perpetuar la diarrea, y puede dar un cuadro de diarrea secundaria por el uso de antibióticos”, advirtió el galeno.

Al contrario, “lo primero que la gente tiene que darle al niño es suero oral, eso está tratando de prevenir la deshidratación, esto es lo que al final de cuentas puede llevar a la muerte al niño.

Si un pequeño defeca 20 veces, pero está tomando suero suficiente, no hay ningún problema, no se va a morir, porque el suero le va a ayudar a mantener la hidratación”, añadió. En el caso de las IRAS, el director de “La Mascota” recomendó tener cuidado con los niños menores de un año, sobre todo con aquellos que presentan cuadros alérgicos o que padecen de asma, por lo que a todos estos niños hay que protegerlos de estos vientos.

“A veces es muy difícil porque es como tener al pequeño encerrado en una burbuja, pero hay que evitar al máximo la exposición al polvo y a sustancias que le puedan provocar infecciones respiratorias.

No automedicarlos, acudir a los centros para que se los valoren, chequeen y que le puedan dar las mejores recomendaciones”, comentó.