elnuevodiario.com.ni
  •   SAN JOSÉ  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La violencia infantil, que se cobró la vida de nueve niños en 2010 en Costa Rica, se ha convertido en una "epidemia" en el país, afirmaron hoy autoridades del gobierno y del sector salud durante el lanzamiento de una campaña para combatirla.

La jefa del departamento de Trabajo Social del Hospital Nacional de Niños (HNN), Ana Virginia Quesada, aseguró que sólo en 2010 ese centro médico atendió 2 mil 200 menores víctimas de agresión, especialmente física, sexual y emocional.

"Recibimos un promedio de siete casos por día, y los casos van en aumento, pues en 2009 eran seis por día", lamentó. Sin embargo, lo más grave para las autoridades es la cifra oculta de menores maltratados, que no llegan a un centro médico para ser atendidos, o los "miles" que están sufriendo abuso emocional.

Estadísticas presentadas hoy indican que el 74.2 por ciento de los adultos costarricenses ha maltratado verbalmente a sus hijos, mientras que el 65.3 por ciento ejerce violencia física sobre ellos. Además, el 32 por ciento de las mujeres y el 13 por ciento de los hombres adultos ha reconocido haber sido abusado sexualmente durante su infancia.

Campaña contra abusos será permanente
La ministra de Salud, María Luisa Ávila, aseguró que la violencia contra los niños se ha convertido en una "epidemia" en el país centroamericano y que es urgente combatirla, por lo que en los próximos días firmará un decreto para que la campaña de prevención anunciada hoy tenga un carácter permanente.

En ese sentido, Quesada explicó que estudios de la Unicef señalan que por cada caso de violencia reportado y atendido en un hospital, hay al menos otros ocho que no llegan a registrarse. "Estamos ante un flagelo de dimensiones desconocidas", aseguró la trabajadora social.

Casos lamentables
Para dimensionar la magnitud del problema Quesada puso de ejemplo algunos casos atendidos en el HNN en diciembre, como el de un niño de un año y cinco meses que debió ser internado en cuidados intensivos tras haber consumido crack (residuos de cocaína).

Ese mismo mes se atendió a una niña de 12 años cuyo padre la golpeó en la cabeza con un martillo, y que antes habría sufrido dos fracturas en su brazo por una patada y un golpe con una escoba, mientras que otra de la misma edad, con parálisis cerebral, fue internada pues era violada por su padrastro a pesar de que la madre y la abuela conocían la situación.

La campaña presentada hoy tiene como objetivo reducir estos casos y crear conciencia entre la población sobre las dimensiones del problema. Incluirá mensajes en internet, radio, televisión, prensa y anuncios externos y se mantendrá por tiempo indefinido.