•   Boston, Massachussetts, EU  |
  •  |
  •  |

Los venezolanos radicados en Boston protestaron en contra del presidente Hugo Chávez, aprovechando que en Venezuela se celebra en esta fecha un aniversario más del derrocamiento del dictador Marcos Pérez Jiménez, el cual fue derrocado el 23 de enero de 1958.


Los manifestantes acusaron a su presidente de estar financiando a la guerrilla colombiana FARC y a los ETA de España. En su protesta, demandaron al mandatario sudamericano que cese el hostigamiento en contra del pueblo, el cual quiere vivir en paz y en democracia.


“La alianza que tiene Chávez con Irán, ETA y las FARC, no la está haciendo porque cree en la democracia, lo está haciendo para crear ejes de maldad alrededor del mundo para conformar una dictadura en su entorno. Quiere convertirse en el Fidel Castro de Latinoamérica, y si no lo paramos ahora, nos vamos a arrepentir en el futuro”, apuntó David Bonyuet, uno de los organizadores de la manifestación.

Ortega no se quedó atrás
En la protesta, el presidente Daniel Ortega no se quedó por fuera, y pidieron al presidente Hugo Chávez que deje de estar regalando el dinero del pueblo venezolano a Ortega, quien, según ellos, se está enriqueciendo a costillas del pueblo sudamericano.


“Nosotros no tenemos nada en contra del pueblo de Nicaragua, somos personas a quienes nos gusta ayudar, pero lo que está haciendo Chávez con nuestro dinero es injusto, porque nos está haciendo más pobres, le está ayudando a otro dictador que esta oprimiendo a su pueblo, y estoy seguro de que ese dinero el pueblo nicaragüense no lo está viendo”, afirmo  Bonyuet.


Por su parte, Dorin Drullan, otra de las personas que llegaron a manifestar su repudio en contra del mandatario venezolano en la fría mañana del domingo, cuando la temperatura marcaba menos 10 grados centígrados, dijo que “hoy en día podemos decir al mundo que Hugo Chávez es un dictador. Tiene controlados todos los poderes políticos del país, y lo más difícil es que es una dictadura disfrazada de democracia”.


Para el joven Juan Manuel García, la preocupación más grande es que el presidente sudamericano está acabando con las aspiraciones de la juventud venezolana, ya que según él, las oportunidades para los jóvenes en Venezuela son muy pocas.


“Los jóvenes estamos saliendo de Venezuela porque la situación no se soporta. Uno se gradúa de la universidad y después no sabe qué hacer, porque no hay trabajo. Todos los meses Chávez está expropiando una empresa, esto significa que el sector privado ya no quiere invertir en el país por miedo, lo cual se traduce en menos oportunidades de empleo”, agregó.


García también comentó que muchos padres de familia venezolanos, que son empresarios,  viven con el temor de ser expropiados, convirtiendo la situación aún en más caótica para el país.


“Hugo Chávez nos ha metido en un mundo de miedo, donde toda la gente piensa qué irá a pasar el día de mañana. Por ejemplo, si un padre de familia es dueño de una empresa, siempre está viviendo con el  temor de que en cualquier momento lo pueden expropiar”, apuntó.


“Otra forma de miedo es cuando alguien es dueño de dos casas, corrés el mismo peligro, en pocas palabras, no puedes vivir tranquilo, y esto sólo puede pasar cuando vives bajo un régimen dictatorial”, relató el joven, quien tiene sólo cinco meses de haber llegado a Boston.

(*) Colaboración