•  |
  •  |

La Federación de Trabajadores Judiciales de Nicaragua (Fetrajun) se reunió ayer con la Presidenta de la Corte Suprema de Justicia, magistrada Alba Luz Ramos, para abordar la situación económica de la institución y la aplicación de medidas de austeridad durante este año.


Mientras tanto, los trabajadores expresaron su rechazo a nuevas contrataciones, revisión del escalafón salarial y reordenamiento del personal, y demandaron el cumplimiento del convenio colectivo.


“Queremos que los trabajadores conozcan el resumen del presupuesto 2010-2011, la deuda con que cerramos el año y que vamos amortizando. También las medidas de austeridad, asegurando siempre que se cumplirá con el convenio colectivo”, expresó la magistrada Ramos.


Carlos Tinoco, secretario de Fetrajun aseguró que apoyarán las decisiones de la administración de la Corte, siempre y cuando no se toque el convenio colectivo. Además, afirmó que todos los trabajadores estarán atentos a las nuevas contrataciones para denunciarlas, porque “no las permitiremos”.


“No vamos a dejar que se esté sobrepoblando la institución, vamos a tratar de que se estabilice la nómina para que se les pague a los proveedores porque hay demasiadas deudas”, refirió Tinoco.


Sobre el supernumerario que existe en la nómina, según un diagnóstico sobre el capital humano de la Corte, el sindicalista expresó que debe de revisarse y reubicarse al personal en otras áreas, pero que no “permitirán despidos”.


También agregó que apoyarán la reestructuración del personal, pero que si el trabajador no quiere quedarse dónde lo reubiquen, será decisión propia si se queda o se va.