•   CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |

La Policía de este departamento confirmó la detención de 41 elementos que participaron en las tomas de tierras en la antigua Bayer Químicas, propiedad de la Corporación Nacional del Sector Público, y de la finca El Socorro, conocida como “La Arrocera”, perteneciente a Sandra López, en las inmediaciones del barrio La Florida, de Chinandega.


El martes último, cuando miembros de una turba incendiaron un cabezal y dos motocicletas, e hirieron a cinco policías en el kilómetro 132 de la carretera Chinandega-Corinto, efectivos policiales detuvieron a 27 sujetos.


Miembros de la Dirección de Auxilio Judicial de Chinandega, DAJ-Chinandega, realizan diversos actos de investigación para determinar la responsabilidad de cada prisionero, o descartar la autoría en los actos violentos.


Las fuerzas del orden público presumen que varios agitadores escondían fusiles y armas “hechizas”, las que presentarían como pruebas fehacientes.  


La madrugada del miércoles, efectivos policiales capturaron a 12 jóvenes en las seis manzanas de la finca El Socorro, y otros cuatro fueron detenidos la mañana de ese mismo día, cuando comercializaban la chatarra de las dos motocicletas propiedad de Pedro José Sevilla y de Maximino Balladares, vigilantes de la empresa Provinsa, las cuales fueron quemadas por integrantes de la turba la noche del martes.  

Cornap en alegre repartición a tomatierras
La edificación de un muro perimetral para partir las cinco manzanas que la Cornap entregó a los tomatierras, comenzó la mañana de ayer. La Alternativa Bolivariana para las Américas, ALBA, que maneja millones de petrodólares a favor del orteguismo, tiene un proyecto de bodegas y oficinas frente a la carretera que conduce al puerto de Corinto.


Vecinos del lugar donde ocurrió la asonada, dijeron que los responsables de los disturbios deben pagar los daños materiales ocasionados a personas inocentes, como el cabezal incendiado y las dos motos.


Por tal motivo, la Policía tiene orden de captura contra tres reconocidos cabecillas orteguistas, especialistas en tomas de tierras, quienes incitan a pandilleros y ondean la bandera del partido de gobierno para intentar comercializar tierras ajenas.