•  |
  •  |

La población que vive en Nicaragua proveniente de Medio Oriente apoya la sublevación de los egipcios, puesto que ese pueblo lleva casi 31 años  de estar “dormido”, soportando todo tipo de abusos por parte de un gobierno dictatorial que tiene a la gente “muriéndose de hambre”.
El palestino Nidal Adel Farhood, comerciante del Mercado Oriental, manifestó su alegría por lo que está sucediendo en su región, aunque lamentó el derramamiento de sangre que está ocurriendo  por conseguir la libertad.
“Ha pasado mucho tiempo para que suceda esto, pero lo más importante es que está pasando. Eso es bueno, porque la mitad de la gente se está muriendo de hambre. Egipto tiene 80 millones de habitantes, la mitad de ellos vive con menos de dos dólares al día”, recordó Farhood.
Comentó que el presidente actual de Egipto Hosni Mubarak, lleva casi 31 años en el poder, incluso, hace tres meses hicieron elecciones, pero hubo diversas anomalías para que quedara él mismo, de tal manera que siempre él gana los comicios.   “Pero la gente dice que no hay vuelta atrás y tienen que quitarlo. Lo que pasó en Túnez es lo que va a pasar ahí en Egipto. Egipto es el país más grande en Medio Oriente, entonces si botan al presidente muchas cosas van a cambiar en la región, porque ese es un gobierno corrupto, sólo ellos y los que están a la orilla están bien, el resto no. A ellos no les importa que la gente se esté muriendo de hambre”, insistió.
Consideró que la gente que está en el poder está incitando a la violencia, ya que este sábado salieron agentes de la Policía secreta a atacar al pueblo.
“Ese  gobierno se tiene que ir. El presidente quiere cambiar su gabinete, pero la gente quiere que se vaya todo ese gobierno. Ya era hora que sucediera eso. Esa gente tiene 31 años de estar dormida, ahora se levantaron. La mayoría de los países árabes tienen dictadores. Es hora de cambiar”, resaltó Farhood.