•  |
  •  |

Trabajadores del Ministerio de Energía y Minas (MEM) que denunciaron al gobierno del presidente Daniel Ortega por condicionarles el pan por votos,  con el fin de lograr la reelección presidencial, manifestaron su preocupación por la “cacería de brujas” desatada por las autoridades de esta institución.    
Los obreros estatales filtraron a EL NUEVO DIARIO una convocatoria impresa realizada por los Comités de Liderazgo Sandinista (CLS), en la que los instruyen a “buscar” votos, y de paso los amenazan con sancionarlos según los estatutos del partido si no realizan el trabajo político.
“La persecución la están ejecutando el director general de Minas, Carlos J. Zarruck Pérez; el ingeniero de Desarrollo Petrolero y secretario político del Frente Sandinista, Manuel Álvarez, y otros de la alta dirección. Han dicho que van a rodar las cabezas de las personas que estén filtrando información a EL NUEVO DIARIO, y ordenaron que no salga ni un documento del Ministerio si no es revisado por el director general”, aseguró la fuente.

Quitaron el bono
Según los trabajadores, el gobierno venía dando un bono escolar para quienes tienen hijos estudiando en primaria y secundaria, el cual comenzó con 300 córdobas y había llegado el año pasado a 600, pero este año han decidido eliminar la ayuda para los estudiantes de educación media, como represalia por las filtraciones.
“Los funcionarios dijeron que el bono que dan a principios de año para que nos ayudemos con los estudios de nuestros hijos, ya no la darán, es decir, sólo seguirán dando el bono para los hijos de los trabajadores que estén en primaria, pero no para los de secundaria”, aseveró la fuente.