•  |
  •  |

En el primer día de matrículas en los diferentes colegios públicos de la capital, cientos de padres de familia hicieron largas filas desde las cinco de la mañana, para asegurarse de que sus hijos quedaran en el turno matutino, el cual a medio día de ayer, estaba saturado en los distintos centros escolares.


El Ministerio de Educación, Mined, se propone este año tener a un millón 600 mil estudiantes en los centros educativos, pero la falta de aulas y de condiciones en algunos colegios, hace difícil poder cumplir la meta.


Sandra Duarte, directora del colegio público El Progreso, señaló que “el Mined nos dijo que hay que estar reportándole diariamente cuando los alumnos se vienen a matricular, pero que por ningún motivo les vayamos a negar su entrada al colegio; todo el que venga va a tener su cupo”.


El colegio El Progreso tiene capacidad para albergar a un mil 264 alumnos en 19 aulas. Los estudiantes cursan sus estudios en la modalidad de primaria, por la mañana; secundaria, por la tarde, y nocturno. Este centro no tiene problemas con la discusión por el turno matutino, pero sí por la cantidad de estudiantes por sección.

50 alumnos por aula
Agregó que cada profesor va a tener bajo su tutela entre 48 y 50 alumnos, aunque aseguró que “hay casos en que se ha llegado a tener hasta 64 alumnos por aula. Cuando miramos que se nos pasa, se hace una distribución equitativa de acuerdo con los niveles que cursan”.


Mientras tanto, Aleyda Sánchez, coordinadora de secundaria del colegio República de Argentina, ubicado en el barrio “Oswaldo Manzanares”, señaló que al mediodía de ayer los cupos para el turno matutino se habían agotado.


Sánchez aseguró que a tempranas horas de la mañana había 62 alumnos de preescolar matriculados, 488 en primaria y 405 en secundaria, razón por la cual el turno matutino se saturó rápidamente. Este colegio tiene capacidad para atender a 2 mil 500 alumnos; 50 por cada sección.

Amenazas de despidos  
Alrededor de 20 directores y maestros jubilados en función de preescolar, de primaria y secundaria de varios colegios del departamento de Chontales se encuentran en la incertidumbre, si este año van a seguir dando clases o no, ya que tienen conocimiento, extraoficialmente, de que van a ser despedidos por el Mined.


Una de las perjudicadas, con 37 años de experiencia en el magisterio, que quiso omitir su nombre por temor a represalias, manifestó su descontento ante esos rumores.


Por su parte, la delegada municipal del Mined en Juigalpa, Margarita Aguilar, confirmo que iniciando las clases despedirán a 12 profesores y directores de diferentes colegios de la ciudad, porque están jubilados.

 

(Con la colaboración de Mercedes Sequeira)