•  |
  •  |

En lo que va del año, la Corte Suprema de Justicia ha sancionado sin goce de salario a ocho funcionarios judiciales, entre ellos, tres magistrados, tres jueces y dos secretarias de actuaciones en diferentes departamentos del país.
Las últimas suspendidas de sus cargos, la semana pasada, fueron Vielka Francisca Vega Mena y Yaosca Miranda Ortiz, ambas secretarias de actuaciones del Juzgado Local Penal de Bluefields, Circunscripción Atlántico Sur, por dirigir un supuesto plan para liberar a un jefe de banda narcotraficante que operaba entre Honduras y Panamá, usando el territorio nicaragüense como puente y almacén de los cargamentos de droga.

Según una resolución de la Corte, la denuncia contra las secretarias la realizó  el comisionado mayor Manuel Zambrana, quien a su vez recibió la información del capitán de navío Ángel Fonseca y del fiscal regional, Gerardo Suárez Fuentes.
De acuerdo con la carta enviada a la Corte, es del conocimiento de la Policía de Bluefields, que hay un plan para poner en libertad al acusado Prendis Trauman Cayasso Quinn, quien fue acusado por crimen organizado en concurso real de financiamiento ilícito de estupefacientes, y que dicho plan está siendo dirigido por las secretarias, quienes cobraban dinero a cambio de libertad, en nombre del Ministerio Público.

“Investigan todo lo que huele mal”
“Por ser hechos muy graves, esta Corte ordena la apertura de investigación de la queja y la separación provisional de su cargo sin goce de salario, medida sujeta a los resultados de la queja”, reza la resolución firmada por los magistrados Marvin Aguilar, Yadira Centeno, Francisco Rosales, Juana Méndez, Ligia Molina, Alba Luz Ramos, y los doctores Rafael Solís y Armengol Cuadra.