•  |
  •  |

CARAZO

La Institución policial  de Carazo y  los familiares del teniente Gerardo José  Cordero Chávez y de Carlos Gutiérrez Rodríguez se encuentran de duelo, porque los dos fallecieron de manera instantánea, tras ser impactados y atropellados mortalmente por una camioneta. El hecho ocurrió el domingo en la noche, cuando el policía estaba en un retén policial en la entrada a la Colonia San Sebastián, carretera Diriamba-La Boquita.
“La noticia fue terrible, mi cónyuge se sacrificó en su trabajo en la Policía de Carazo y murió cumpliendo su deber.  Él se destacaba por su ardua labor en el área de Seguridad Pública, pero en el momento del percance estaba  cubriendo un accidente  de tránsito, cuando  pasó una camioneta que impactó contra él y contra otra persona. Espero que castiguen al autor de la muerte de mi esposo”, dijo Josefa Calero.

Presintió su muerte
Por su parte, doña Cándida Chávez de Cordero manifestó que su hijo Gerardo José, desde los 14 años, se fue a la reserva del Ejército Popular y pasó tres años en la montaña.
“Estudiaba la  carrera de derecho para mejorar su vida. Mi hijo tenía un corazón noble con su familia y con la población. Quiero confiar en la Policía  y en sus investigaciones, porque hace cuatro días mi hijo me decía que estaba sentenciado de muerte, que le escribían mensajes a su teléfono y le mandaban  papelitos donde le decían  que lo iban a matar. El domingo en la mañana solo me dijo: ‘Mamá, écheme la bendición que no sé si regresaré’, y así sucedió”, afirmó la madre del teniente Cordero.

Cuatro sospechosos
El jefe de la Policía de Carazo,  Buenaventura Miranda Fitoria, señaló que el teniente Cordero tenía más de 25 años de estar en la Policía, y al momento de los hechos se encontraba dándole  cobertura a una colisión con punto fijo que sufrió un extranjero, cuando fue arrollado por una camioneta roja, placas CZ-5938.  “Todavía estamos investigando.  Entre las cuatro personas que tenemos capturadas como sospechosas vamos a determinar quién conducía la camioneta”, apuntó el jefe policial.
Asimismo, Miranda informó que lograron encontrar en una finca ubicada en la comunidad Las Mercedes, una segunda camioneta del mismo color,  con placas CZ- 6470, donde se presume huyó el autor del suceso junto a sus acompañantes.
“Logramos averiguar que ambas camionetas son propiedad de la familia Corea Mendoza, originaria de Casares, la que en otras ocasiones ha sido investigada por su supuesta vinculación  con el tráfico de sustancias prohibidas”, informo el jefe policial.
Apuntó que en el mismo accidente donde falleció el policía, también murió el ciudadano Carlos Gutiérrez Rodríguez, de 22 años, quien  estaba ayudando al teniente a preservar la escena del accidente ocurrido en la carretera.
El médico forense determinó que tanto el policía como el civil fallecieron por trauma craneoencefálico y graves excoriaciones en diferentes partes del cuerpo.

Ascenso póstumo
El comisionado Miranda envió a la comisionada general, Aminta Granera, un informe sobre los hechos donde perdió la vida el teniente de la Policía, y solicitó el ascenso póstumo por caer en el cumplimiento del deber.
El teniente Gerardo José Cordero Chávez deja en la orfandad a seis hijos, entre éstos a un niño de tres años.
La familia doliente le dio el último adiós a Cordero Chávez este lunes en horas de la mañana en el cementerio del barrio Dulce Nombre, de la ciudad de Jinotepe.