•  |
  •  |

De grave calificó Álvaro Leiva Sánchez, Secretario de Asuntos Laborales de la Federación de Trabajadores del Servicio Público, que en la dirección de las instituciones públicas se esté desplazando a los profesionales civiles, para ser sustituidos por militares o policías en retiro, tal como acaba de ocurrir en la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal.
En dicha institución, la presidenta ejecutiva, María Esperanza Acevedo Gutiérrez, fue sustituida por el general de brigada en retiro Evert Alemán.
“Eso viola la Ley 476 de Servicio Civil y Carrera Administrativa, dejando a un lado los derechos establecidos referentes a que otros funcionarios de carrera profesional llenen los espacios vacantes. Desconocemos los objetivos del gobierno para hacer esos cambios, pero lo cierto es que hay una militarización institucional, bajo la dirección de personas ciegamente leales al presidente Ortega”, alegó el sindicalista.
“Los retirados del Ejército tienen derecho a tener un cargo público, sin embargo, en estos casos me pregunto si son favores políticos los que se están pagando o es que estas contrataciones tienen otros fines, como el apartar a los profesionales civiles para militarizar el Estado en todas sus instituciones”, señaló.