• MANAGUA |
  • |
  • |
  • Agencias

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, acusó a Estados Unidos y Europa de tratar de resolver "a control remoto" la "terrible" crisis de Egipto, algo que a su juicio debe hacer el pueblo egipcio.

"Es terrible lo que esta aconteciendo en Egipto, una zona altamente volátil, que ha estado bajo el control de Estados Unidos y de Europa y con gobiernos que ellos han armado, que ellos han financiado", afirmó Ortega durante un acto en Managua.

El gobierno egipcio "ha recibido un financiamiento de más de 1.300 millones de dólares por año solamente para armamento", mientras la población vivía en la pobreza, indicó.

"Si en lugar de entregar esos 1.300 millones para armas en Egipto" los hubieran dado "para combatir la pobreza, seguramente no estaría la gente en estos momentos reclamando de la forma que están reclamando" la caída del régimen de Hosni Mubarak, agregó.

Y ahora "Estados Unidos está queriendo" resolver la crisis "a control remoto, los europeos están queriendo resolverla a control remoto, y no se dan cuenta que esa crisis la van a resolver los pueblos", afirmó el presidente y líder del izquierdista Frente Sandinista.

Ortega habló del tema tras celebrar el cumpleaños 85 del cardenal nicaragüense y ex obispo de Managua, Miguel Obando -un antiguo crítico que ahora es su aliado- durante una ceremonia efectuada en la Casa de los Pueblos.

Elogia a Obando

De igual forma, en su discurso, Ortega elogió a Obando al indicar que Dios dispuso que el líder religioso aportara sus servicios de mediación durante la lucha armada antisomocista, durante la guerra y actualmente en el proceso de reconciliación y de resolver el problema de disputas por tierras.

Según Ortega, la actuación de Obando hace falta en Egipto, "donde ocurre una situación terrible".

Concluyó su discurso afirmando que mientras en Egipto no existe libertad de prensa, en su país si existe ésta de forma absoluta, porque se trata de un compromiso, "pues ya pasaron los momentos que obligaban a restricciones a los medios de comunicación".


Insistió que basta con leer lo que dicen los medios en su país para darse cuenta que hay libertad de prensa, a pesar de que algunos dicen lo contrario.

Ortega, sin mencionarlo, se refería a que la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó el viernes que se impida la salida de Aduana de los insumos importados para la producción de periódicos en Nicaragua, una acción que atribuyó a funcionarios molestos por denuncias sobre presunta corrupción.