• Carazo |
  • |
  • |

Trece personas detenidas, 33 vehículos y tres armas ocupadas, además de 14 mil dólares y 11 caballos de raza pura; es el resultado de la “Operación Delfín” que desencadenó la delegación policial de Carazo contra una agrupación denominada “Los Guachinangos”, informó el comisionado mayor Buenaventura Miranda Fitoria, jefe de dicha estación.


“El plan policial fue ejecutado en contra de la agrupación ‘Los Guachinangos’, detuvimos a 13 personas, pero solo diez han sido procesados por el Ministerio Público. Todos ellos tienen prisión preventiva al ser acusados por tres ilícitos: delito de tráfico internacional de estupefacientes y otras sustancias controladas, lavado de dinero y de activos, y crimen organizado”, aseguró el alto mando policial.


Los detenidos fueron Luis Germán Corea Lampin, Erick Leonel Rojas Rivas, Ariel del Carmen y Miguel Rafael Lampin Lampin, Wilmer Noel Narváez López, Jimy Noel Rugama, Juan Alberto, Carlos Alberto, Pedro Joaquín y Claudio Reynaldo Corea Mendoza, y hay orden de captura contra Patricia de los Ángeles Corea Mendoza, y contra Eddy Antonio, Pedro, Marta Lorena y Pedro Manuel Corea.

Ocupan bienes a granel
El alto mando informó que en este operativo ocuparon 33 vehículos en total, de éstos, 11 son propiedad de la familia Corea, al igual que cinco lanchas con sus motores, tres motocicletas, un tractor y siete microbuses que funcionan como interlocales de Carazo a Managua. También un bus de transporte ordinario que ahora está bajo resguardo policial y a la orden del juez, además de cuatro camionetas y de un camioncito.


“La Interpol está también trabajando en el paradero de seis personas más, y tras los pasos de Evi Antonio Corea Mendoza, conductor de la camioneta que accidentalmente catapultó a dos personas el pasado fin de semana”, informó Miranda.


Los familiares de Evi denunciaron que no se trata de ningún operativo, sino de represalias, ya que después del accidente donde perdiera la vida el teniente Gerardo Cordero, la han emprendido contra toda la familia. Miranda Fitoria desconoce esta versión.


“Esta ‘Operación Delfín’ nosotros la habíamos venido ejecutando desde 2002 sobre esta agrupación. En varias ocasiones han sido operados por narcotráfico, indicios y evidencias; las que concluyen con hacer este plan. No es por la muerte del compañero Cordero”, explicó el uniformado.


Prueba de eso, según afirmó, son los 14 mil dólares encontrados en una de las propiedades de los Corea, y que “en una de las cuatro camionetas, se encontró partículas de cocaína y de heroína”, afirmo Miranda Fitoria.


“En la vivienda de Mauricio Duarte ocupamos tres armas de fuego, entre éstas un revólver. Estamos investigando si tenían portación. También encontramos 11 caballos de raza pura, y se ocupó cinta adhesiva, que sirve para empacar paquetes de droga”, agregó.


Miranda expresó que en esta propiedad, de unas cinco o seis manzanas, “se hizo la prueba del Ioscan, y el resultado fue que una de las camionetas tenía gran concentración de cocaína y heroína, así mismo, los tripulantes y el dinero salieron “infectados” con droga en gran concentración”.


La Policía cree que esta vez desarticuló una banda que opera en parte del Pacífico, en una ruta que comienza en El Guayabo, Costa Rica, se extiende por El Gigante, en Carazo, y termina en Chacocente.


El jurista Hermes Sevilla Oliva, representante legal y defensor de la familia Corea, recordó que “toda persona es inocente hasta que no se le demuestre lo contrario, y, por tanto, no todo lo que la Policía dice es cierto. En el juicio demostraremos lo contrario, y denunciamos la violación de los derechos humanos, puesto que los agentes han torturado a varios de los detenidos aplicándoles descargas eléctricas”, expresó.