•  |
  •  |

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, confirmó a EL NUEVO DIARIO que el sector privado tiene problemas con la Dirección General de Servicios Aduaneros, DGA, en cuanto a la “interpretación subjetiva” que da  en los casos donde se pone de manifiesto la duda de valor de la  mercancía importada.


Pero aclaró que lo anterior no quiere decir que “toda la mercancía sale en rojo” en los puestos de control aduanero. “Existen problemas, sí, y es de prioridad, y esto es algo a lo que queremos encontrar salidas lo más rápido posible”, reiteró.
Mientras tanto, la Asociación de Agencias Aduaneras Independientes ha destacado que hay un “abuso” en las aduanas ubicadas en Managua, Corinto y El Guasaule, en el mecanismo de inspección,  aparte de “mala fe”.  


“Aduanas pone el valor que quiere sin ajustarse a las leyes. De modo que  al subírsele el valor a los importadores, éstos tienen que aumentar el precio de sus productos, lo que afecta el bolsillo de los consumidores, esto es un efecto de la situación”, expuso el domingo pasado el vicepresidente de la Asociación, Ernesto Vargas Lanzas.


Aguerri adelantó que la situación la han estado  abordando en los últimos dos meses con el Gobierno. “Hay una comisión del Cosep que está trabajando con el equipo técnico de la  DGA en relación con el tema. Lo estamos empujando fuertemente”, aseguró.
 
Proponen  circular técnica
La comisión está conformada por representantes de agentes aduaneros,  de la Cámara  de Comercio de Nicaragua, Caconic,  y técnicos de la cúpula empresarial. “Estamos buscando una salida porque el tema ha sido complicado y ha significado muchos problemas para el sector”, dijo, sin entrar en detalles.


El líder empresarial agregó que esperan encontrar soluciones a más tardar en este mes.  “Lo que se quiere es una circular técnica que redefina las dudas de valor y las clasificaciones, para evitar precisamente decisiones subjetivas de los funcionarios aduaneros”, mencionó.


“Se trata de una repuesta que no atrase, que no obstaculice (la importación), que no incremente los costos  y que, insisto, le de el marco operativo al tema para no seguir con estos problemas (de la interpretación)”, añadió.
A la par, el Cosep ha sugerido que en la discusión de  la propuesta de la nueva  Ley de Aduanas, se utilice el mismo método de negociación  de la Ley de Contrataciones del Estado.  


“En eso tenemos una posición común con los organismos multilaterales, la idea es la de elaborar, en consenso, la mejor Ley posible”, apuntó. Aunque advirtió que oficialmente aún no conocen la propuesta.

Seguirán en la lucha
El vicepresidente de la Asociación de Agencias Aduaneras Independientes, Ernesto Vargas  Lanzas, comentó que en esta semana espera  reunirse con la Cámara de Comercio de Nicaragua, Caconic, para abordar los problemas que enfrentan con la DGA.


“También tenemos que analizar el proyecto de Ley de Aduanas, pues tenemos entendido, como ya hemos dicho, que nos van a aplicar una multa de 250 dólares cuando hallen errores ortográficos en los documentos, y si es así, ningún agente aduanero va a sobrevivir”, ejemplificó.