•  |
  •  |

El primer secretario de la Asamblea Nacional, Wilfredo Navarro, y el independiente Salvador Talavera, consideraron que la iniciativa de Ley contra la Violencia hacia las Mujeres, presentada por la Corte Suprema de Justicia, CSJ, se desliza a poner en peligro la libertad de prensa, al incluir lo que llaman “violencia mediática”.
Según Navarro, el concepto de violencia mediática que se define en el artículo 35 de la iniciativa es muy amplio, y peor aún, bajo las condiciones de amenazas a la libertad de prensa que mantiene el gobierno.
El artículo 35 de la iniciativa establece: “El dueño de medio de comunicación, la persona o comunicador social que en el ejercicio de esa profesión u oficio, ofenda, injurie, satirice, denigre a una mujer por el hecho de ser mujer, a través de un medio de comunicación, será sancionado con una pena de doscientos a trescientos días multa y hacer públicas sus disculpas por el mismo medio utilizado para hacer la ofensa y con la misma extensión de tiempo y espacio”.

Ramos: “Nada tiene que ver con censura”
La Presidenta de la CSJ, magistrada Alba Luz Ramos, aseguró que el artículo que sanciona la violencia mediática en la iniciativa de Ley Integral de Protección a la Mujer que presentó la Corte la semana pasada, “nada tiene que ver con censura”, sino con la regulación de violencia pública a la integridad de la dignidad de la mujer.
Además, explicó que en Nicaragua sólo se ha penalizado la violencia privada, es decir, la violencia intrafamiliar o doméstica, pero no la violencia pública, como la institucional, laboral y mediática, y esta ley lo que pretende es regular estas últimas.
“Nada tiene que ver con censura. Señores y señoras, no tergiversen las cosas por favor”, dijo Ramos.

Un derecho humano
Según Ramos, esta iniciativa de Ley está adecuada al marco regulatorio de los Derechos Humanos sobre la eliminación de todo tipo de discriminación contra la mujer, y está acorde con la declaración de Naciones Unidas sobre la violencia de género, que es aquella que se ejerce contra la mujer por el hecho de serlo.
Por ejemplo, dijo la magistrada: “Yo por ser funcionaria pública estoy sujeta a las críticas, y eso no es sancionable, pero si alguien utiliza titulares morbosos sobre mi condición de mujer, eso es otra cosa”.

“La madre del cordero”
Ramos también se refirió a la utilización de imágenes morbosas, titulares que ridiculizan la dignidad de la mujer, utilizados en radio televisión y prensa escrita.
Por su parte, Navarro cuestiona a quienes tengan la obligación de juzgar ese tipo de conceptos como el de estereotipo o sátira hacia la figura femenina.
“Esto es peligrosísimo. Crea el ambiente para que se pueda sancionar a cualquier medio. Dice (la iniciativa): ‘Aquellos mensajes o imágenes estereotipadas’. ¿Quién interpreta eso? ¿Qué significa eso? En un país como el nuestro, donde el gobierno tiene voluntad expresa de cercenar la libertad de expresión, estos caminos conducen a la censura de prensa”, consideró Navarro.

Aprovechan un tema con legitimidad
El diputado Salvador Talavera recomienda que mejor sea reformado el Código Penal, donde se establezca el delito del feminicidio y todas las agravantes. Según él, con la iniciativa hay un retroceso en la materia, pues volvería a la situación anterior, cuando había decenas de leyes desperdigadas sobre lo penal, en un sistema que fue inoperativo. Además, rechazó que se aproveche incluir el  tema mediático en algo que nada tiene que ver.