•  |
  •  |

Líderes del empresariado nicaragüense, académicos, productores, diplomáticos y pobladores expresaron ayer su preocupación por las trabas que la Dirección General de Aduanas sigue imponiendo a EL NUEVO DIARIO, sin que haya razones impositivas o de otra índole para no recibir los insumos que este rotativo necesita para funcionar.  


El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, la mayor expresión empresarial de Nicaragua, urgió ayer una solución inmediata de parte de la DGA a este diario.


“El empresariado nacional brinda apoyo total a EL NUEVO DIARIO ante la situación que está atravesando, al tiempo que anunció una visita al diario para apoyarlos en esta situación”, declaró Aguerri.


“Como empresarios somos creyentes del modelo de las libertades y de la necesidad de tener libertad de movilización, libertad de expresión, de prensa. En ese sentido, vamos a asegurar que nuestras acciones vayan dirigidas a que esto sea así en Nicaragua”, expresó enérgico el líder de los empresarios.

Embajador de EU en END
Ayer mismo, el Embajador de Estados Unidos, Robert Callahan, visitó las instalaciones de EL NUEVO DIARIO, y se reunió con su director fundador, Danilo Aguirre Solís, y con su director Francisco Chamorro, para expresar la solidaridad de su embajada ante la disposición de la Dirección General de Aduana, DGA, de mantener retenida la materia prima de este rotativo.


Representantes de otras embajadas llamaron ayer para solicitar información acerca de la situación  por la que atraviesa el diario.

Atentado contra libertad de expresión
El académico, doctor Carlos Tünnermann Bernheim, expresó anoche su solidaridad con el diario: “Mi total solidaridad con EL NUEVO DIARIO ante el incalificable nuevo atropello de la Dirección General de Aduanas, que representa un atentado contra la libertad de expresión y el derecho a la información de las decenas de miles de lectores de “EL NUEVO DIARIO”.


“Éste es el comportamiento de un gobierno totalitario y autoritario”, dijo la doctora Vilma Núñez, Presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh.
 
Solidaridad desde Las Segovias
En Estelí, distintos sectores de la población respaldaron a EL NUEVO DIARIO  a  la vez que condenan las acciones que han enderezado funcionarios de la DGA contra el diario.


Personas de todos los estratos, acostumbradas desde hace tres décadas a informarse a través de EL NUEVO DIARIO, como José Rafael Ruiz, expresaron que “ésta es una agresión a la libertad de prensa…”


El ciudadano dijo que espera que el presidente Daniel Ortega ordene también que los funcionarios de la Dirección General de Aduanas cesen el acoso contra el diario, cuyas presiones es obvio las ejercen por el enfoque independiente y las denuncias sobre abusos utilizando bienes públicos.

Militantes del FSLN critican

“Tengo la esperanza que sea una decisión personal y no una orientación ‘bajada’ del gobierno”, dijo Juana María Castellón, quien al igual que Ruiz, dijeron ser militantes del partido de gobierno, pero critican lo que califican de serio error contra la libertad de prensa al ejercer este tipo de presión contra END.

Quieren callar voz independiente
La periodista Martha Celia Hernández, de la Junta Directiva del Colegio de Periodistas  en Estelí, dijo que no cabe duda de que son medidas extremas para que el diario cambie su enfoque independiente. Hizo un llamado a los periodistas a nivel nacional a cerrar filas, porque ahora es contra EL NUEVO DIARIO y mañana puede ser hacia cualquier otro medio.  


Por su parte, el director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense pro Derechos Humanos, doctor Roberto Petray, califica de dañina la actitud de funcionarios públicos que consideran las dependencias donde trabajan como su propiedad.

Lastimosa actitud

Es lastimosa la actitud de la DGA, que ponga trabas para que este medio de comunicación siga funcionando acotó, recordando que se violentan una serie de derechos constitucionales consignados en la Carta Magna.


Mientras que Roberto Moncada, Presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Estelí, dijo respaldar a EL NUEVO DIARIO, y calificó de desacertadas las medidas represivas de funcionarios del gobierno, a quienes instó reflexionar.
“La libertad de expresión y de comunicación no se mata tratando de asfixiar a medios como EL NUEVO DIARIO, dijo.


Recordó que el gobierno debe poner mucha atención en la parte de la Dirección General de Aduanas, cuyo servicio desde 2009 se viene deteriorando. Indicó también que están violentando los tratados suscritos con la Organización Mundial del Comercio.

Productores solidarios

Salvador Castillo,  directivo de la Asociación de Productores Agropecuarios de Estelí y vicepresidente de la Federación de Ganaderos de Nicaragua, de igual forma condenó las medidas de funcionarios del gobierno para tratar de callar a EL NUEVO DIARIO.


Por su parte, el  asesor legal de la delegación del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos,  Cenidh, en Estelí, doctor Alberto Rosales, lamentó que aún se viva este tipo de situaciones cuando se dice que estamos en un sistema democrático y con irrestricta libertad de expresión, pero que en la práctica se hace otra cosa. 


(Colaboración de Cristhian Marenco y Máximo Rugama)